nav
Jueves 19 de Octubre de 2017

3 teorías sobre el 23 de septiembre: Del rapto al planeta X Nibiru

La teología, la astronomía, la numerología y las predicciones generan histeria en las redes sociales

  • Blogs    
  • 23 sep 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

¿Quién se acuerda de que los mayas tenían un calendario que predecía el fin del mundo en 2012? En el año 2011 el fallecido Harold Egbert Camping quien fue el presidente de Family Radio tuvo dos predicciones distintas, la fecha del rapto y el fin del mundo.

Una encuesta reciente mostró que el 71% de los evangélicos creen que hemos estado viviendo los últimos días, mientras que el 73% de los católicos dijeron que no creen.

De hecho, las teorías sobre el final de los tiempos no son exclusividad de la Biblia, aunque las Escrituras se refieren varias veces al respecto. Desde que la fecha 23 de de septiembre comenzó a ser sugerido como el último día de la humanidad en la tierra, diferentes teóricos y expertos comenzaron a anunciar qué creen que hoy se cumplirá esto.

La sucesión de eventos que incluyen el eclipse sobre Estados Unidos, una secuencia de huracanes devastadores y varios terremotos en las últimas semanas sirvieron para aumentar la curiosidad sobre el tema. Los medios de comunicación se volcaron en los cálculos y previsiones que se extendían por las redes sociales y destacaron el tema, pero a veces acabaron dejando a las personas confusas.

Es posible ver que el tema generó cierta histeria en las redes sociales.

La alineación de estrellas es la señal de Apocalipsis 12

La astrología estudia los cuerpos celestes y entiende que los alineamientos planetarios y estrellas son eventos raros. Cuando una de esas alineaciones encajó con elementos mencionados en el capítulo 12 de Apocalipsis, muchos estudiosos de las profecías comenzaron a señalar posibles interpretaciones.

Uno de ellos es Gary Ray, de la revista Unsealed, que dio entrevistas a varios diarios seculares explicando que la alineación de las estrellas, del Sol y de la Luna en la noche involucra varias imágenes citadas en el último libro de la Biblia.

En general, visto como algo simbólico y no literal, el duodécimo capítulo habla sobre una mujer dando a luz mientras está revestida por la luz del sol y sus pies están en la Luna. Pues la constelación de Virgo está justamente en esa posición esta semana, con el planeta Júpiter saliendo de dentro de su “barriga” en estos días después de quedarse nueve meses allí.

Este movimiento no acredita que el 23 de de septiembre marcaría el fin del mundo , pero si el día del rapto porque coincide con el comienzo de la fiesta de las trompetas en Israel, de acuerdo con el calendario bíblico.

La idea de un planeta no identificado por la NASA, llamado “X” y también de Nibiru, el cual no existe pero se ha proliferado esta mentira. En 1995, la americana Nancy Lieder creó el sitio web ZetaTalk. Ella afirmaba que tenía un canal de comunicación con alienígenas y ellos la habrían alertado sobre la catástrofe de Nibiru, que chocaría con la tierra acabando con la vida en nuestro planeta.

Desde entonces, personas interesadas en ufología y contactos con extraterrestres han hablado sobre el asunto. La cosa creció intentando que David Morrison uno de los científicos más críticos de la NASA, manifestara públicamente para desmentir esa teoría que nunca marcó una fecha específica. En 2012 Nibiru comenzó a vincularse a la idea del fin del mundo previsto por los mayas.

Morrison escribió textos y grabó vídeos explicando que “Si el Nibiru o Planeta X fuera real y se dirigiera a la Tierra, los astrónomos estarían siguiéndolo por lo menos una década, y ahora sería visible a simple vista. Obviamente, no existe”, afirmó contundente. En una reciente entrevista al diario The Washington Post, afirmó que hay cerca de 2 millones de páginas en internet sobre la supuesta colisión de Nibiru con la Tierra.

David Meade, que se presenta como un cristiano estudioso de profecías, publicó en 2014 un libro vinculando la idea del choque con Nibiru con los eventos astronómicos del 23 de septiembre. Fue criticado por teólogos cristianos y llamado “impostor”.

Señales de fin en datos proféticos

En 2008, el pastor Mark Biltz, que es descendiente de judíos, comenzó a divulgar estudios sobre las profecías y comprobó que, en la tradición judía, desde Génesis la Biblia afirma que los luminosos en el cielo (Sol, Luna, estrellas) servirían “para señales”.

Juntando las fechas de las fiestas judías, algo que tiene un valor profético evidente en las Escrituras, ha generado un interés renovado en las manifestaciones en los cielos de lo que él considera señales divinos en fechas específicas.

Blitz escribió un libro sobre las “lunas de sangre” y ganó muchos fans, especialmente John Hagee, generando una serie de estudios sobre la superposición de los fenómenos astronómicos con profecías sobre el fin de los tiempos. El hecho de que ocurrieran exactamente en las fechas bíblicas de la Fiesta de los Tabernáculos sería una señal clara especialmente para los judíos.

“Dios quiere que miráramos al calendario bíblico, pues él va a señalar su venida … necesitamos estar atentos a las festividades bíblicas, pues son todas proféticas”, era el argumento principal de Biltz, pastor de la iglesia El Shaddai en Bonney Lake, Washington.

Él ya hablaba sobre el 23 de septiembre como una señal, pues ocurría inmediatamente después del final del año judío de 5777. Al mismo tiempo, marca el inicio de las conmemoraciones del aniversario de 70 años del nacimiento del Israel moderno, un número considerado profético.

[ Fuente: Gospel Prime ]