nav
Domingo 10 de Diciembre de 2017

Alemanes investigarán diluvio bíblico en sur de Irak

Los expertos alemanes retomarán estudios de homólogos británicos sobre signos de grandes inundaciones antiguas en el sur de Irak, así como el relato del arca de Noé.

  • Ciencia y Tecnología    
  • 4 ene 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

El arqueólogo Walter Sommerfeld y el geógrafo Helmut Brückner, ambos alemanes, planean investigar los fundamentos históricos del diluvio universal bíblico, así como el relato del arca de Noé, en el sur de Irak.

Sommerfeld, profesor de la Universidad de Marburgo y especialista en historia antigua de Oriente Medio, dijo que este proyecto retomará las investigaciones que desarrollaron arqueólogos británicos en el sur de Irak en la segunda década del siglo XX.

En la década de los años 20, expertos británicos descubrieron en los alrededores de la ciudad de Ur signos de inundaciones pasadas en estratos del terreno, que dataron en cuatro mil 800 años, sin explicar las causas y el proceso del fenómeno.

Según Sommersfeld, se supone que hubo una serie de grandes inundaciones en esa época, que “habrían tomado cuerpo en una historia del diluvio”, como la que se describió en el primer libro, el Génesis, de la Biblia.

En el Génesis se dice que llovió “durante 40 días y 40 noches”, y se describe el fenómeno del diluvio universal con expresiones como “las cataratas de los cielos fueron abiertas”.

De acuerdo con Sommersfeld, en la actualidad los fundamentos históricos del relato bíblico del diluvio universal se apoyan en una “gran cantidad de hipótesis”, ya que coexisten distintas teorías sobre el lugar y las causas que lo motivaron.

Además de las investigaciones británicas que localizaron signos de grandes inundaciones antiguas en el sur de Irak, se desarrollaron otras tesis que apuntaron a una posible apertura del estrecho del Bósforo, con la inundación consecuente de la rivera del mar Negro.

Esta teoría que localiza el fenómeno del diluvio descrito en la Biblia en el Mediterráneo oriental, la defienden desde hace unos años los geólogos estadounidenses Walter Pitman y William Ryan, según los cuales habría ocurrido hace siete mil 500 años.

Sin embargo, falta la técnica para desarrollar una investigación arqueológica en el terreno, señaló Sommersfeld y agregó que a este inconveniente se añade la inestabilidad política y social de la región, especialmente Irak.

Sobre todo por este último motivo es por lo que los dos investigadores alemanes no tienen fecha de inicio ni calendario definido hasta que no se pacifique un poco el país, pero el proyecto sigue en pie.

Brückner, profesor de la Universidad de Marburgo, se encargará de dirigir las excavaciones, que tendrán al menos 17 metros de profundidad para permitir así el análisis de los diferentes estratos del terreno.

Dado que la Universidad de Marburgo tiene un convenio de colaboración con la Universidad de Bagdad, se organizará un grupo de investigación conjunto en el próximo año.

El Universal