nav
Miércoles 23 de Agosto de 2017

Hollywood promocionará film de terror con el ‘666’

Aprovechando que en la cultura cristiana el triple seis se asocia con el diablo, la Fox previó desde la etapa de preproducción que el filme se estrenaría el 6 de junio de 2006, una fecha que, oportunamente, se lee 06/06/06.

  • Ciencia y Tecnología    
  • 22 may 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Cuando apenas empieza la controversia por “El Código Da Vinci”, Hollywood ve gestarse otra polémica, porque ahora un gran estudio empleó el “satánico” nombre “666” para promover una película de terror.

La 20th Century Fox adoptó una particular estrategia de publicidad para su próxima película “The Omen”, una nueva versión de una cinta homónima de 1976, conocida en países de habla hispana como “La profecía”, que podría ser una de las más vistas de Norteamérica al atraer a un público que busca sensaciones de pánico en las salas.

Aprovechando que en la cultura cristiana el triple seis se asocia con el diablo, la Fox previó desde la etapa de preproducción que el filme se estrenaría el 6 de junio (sexto mes del año) de 2006, una fecha que, oportunamente, se lee 06/06/06.

Inicialmente la película debía incluso llamarse “The Omen 666″.

“No quisimos abusar del 666 usándolo en el título, pero sí va a ser gran parte de la promoción”, declaró el director de estrategia comercial de Fox Internacional, Craig Dehmel, citado en mayo por el diario Variety.

El famoso número 666 aparece en el capítulo 13, versículo 18, del Apocalipsis, último libro canónico del Nuevo Testamento: “Aquí está el saber.

Quien tiene, pues, inteligencia, calcule el número de la bestia, porque su número es el que forman las letras del nombre de un hombre, y el número de la bestia es seiscientos sesenta y seis”.

“The Omen” narra la historia de un padre que se da cuenta de que su hijo adoptado, Damien, es una reencarnación del diablo, como lo prueba una mancha de nacimiento “666” en su cráneo.

Uno de los personajes es interpretado por Mia Farrow, protagonista de “Rosemary’s Baby” (1968), que hablaba entonces de niños y satanismo.

“El sexto día del sexto mes del sexto año (…) llega su reino. La maldición está llegando, los signos no se equivocan, el Armagedón se prepara”, se advierte en el sitio de internet de “The Omen”, donde la cifra 6-6-6 está separada por cruces invertidas, símbolo del Anticristo.

¿Una muestra hábil de comercialización o simple provocación cuando innumerables grupos religiosos han protestado los postulados “equivocados” y las “blasfemias” de “El Código Da Vinci”?

“Normalmente, (centrarse en Santanás) es el tipo de cosas que hay que evitar a toda costa” cuando se trata de vender un producto, opinó Robert Thompson, profesor de la Universidad de Syracuse en Nueva York.

Pero, integrado a la cultura popular, este número ha perdido algo de su supuesto significado maléfico. “El 666 se convirtió en algo divertido, cuando hablamos por ejemplo de un niño particularmente travieso, decimos: ‘Parí a este con un 666 en la cabeza'”, ironizó este especialista en cultura popular.

El número 666 tiene impacto por su simplicidad, mientras que el Apocalipsis es un texto bastante complejo, repleto de símbolos oscuros, explicó Thompson.

El académico recordó que la primera versión de esta película fue la primera en dar a conocer la cifra 666 al gran público.

“Es perfectamente lógico que la estrenen ese día. Estoy seguro de que las personas van a pensar que se trata de una maniobra satánica cuando no es más que una estrategia de mercadeo, y eso funciona”, apuntó Thompson.

Quizás ocupadas por manifestarse contra “El Código Da Vinci”, las organizaciones religiosas y los grupos de defensa de los valores familiares en Estados Unidos todavía no se han levantado contra “The Omen”, dos semanas antes de su estreno.›

Vanguardia