nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Expertos estudian el origen de la estrella de la navidad

Los estudiosos cada vez más sugieren que la Estrella de Belén fue la estrella que conocemos hoy como el Planeta Júpiter — el rey de los planetas representando al niño Rey de Reyes.

  • Ciencia y Tecnología    
  • 22 dic 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los estudiosos cada vez más sugieren que la Estrella de Belén fue la estrella que conocemos hoy como el Planeta Júpiter — el rey de los planetas representando al niño Rey de Reyes. Para obtener detalles, astrónomos como John Mosley necesitan de historiadores:

John Mosley, del Observatorio Griffith, dice “usted me da una época y puedo encontrarle algo en el cielo que fue suficientemente interesante para alertar a los Reyes Magos de hacer su viaje”.

Gailon Totheroh, de Los Ángeles, dice que “durante los últimos cien años, la mayoría de expertos dicen que Jesus nació alrededor de siete antes de J.C – contradiciendo lo que decían los primeros escritores de la Iglesia – alrededor de 3 antes de J.C”.

El historiador Ernest Martin sostiene que esos autores antiguos estaban en lo cierto, permitiéndole a Mosley reconstruir en su computadora los cielos antiguos:

“Cinco de agosto, 3 antes de J.C.,….9 de agosto ….y entonces en la mañana del 12 de agosto, 3 antes de J.C., Júpiter y Venus estaban en muy cercana conjunción – puedo ampliar esta parte del objetivo … de manera que podamos ver a Venus y Júpiter casi tocando.

Estaban separados casi por la decimocuarta parte de un grado”, dice Mosley.
Image

La aparición de Júpiter y Venus casi rozando probablemente fue suficiente para que los Magos iniciaran en sus camellos viaje a Jerusalén – porque todas las conjunciones se hicieron en la constelación de Leo – que representaba Israel para los Babilonios.

Dr. Ernest Martin, Autor e Historiador dice que “la astrología no es nada más que la corrupción de la verdad primitiva que podemos encontrar en las Escrituras – pero la astronomía y las señales en los cielos que Dios envió para introducir a Su Hijo al mundo son válidas”.

Júpiter y Venus representaban un Padre y una Madre – y de ellos se esperaba que naciera un niño rey – y eso fue aparentemente lo que pensaron los Magos.

“Pero al momento en que llegaron los Magos casi unos 15 meses después, entonces ya era un niño pequeño”, dice Martin.

Pero los Magos vieron más cosas antes de llegar a Belén, Jupiter se acercó a la estrella Regulus, todavía otro símbolo de realeza, no solo una vez, sino que tres veces siguiendo un giro estelar que recuerda a una corona celestial.

Y luego… “Venus llega y está en conjunción con Júpiter…”, dice Mosley… debajo de Leo, a la izquierda de Regulus, el diecisiete de junio, dos antes de J.C.

“Y encontramos que Jupiter en sus dos bien cercanas conjunciones con Venus y luego tres cercanas conjunciones con la estrella Regulus durante el período de diez meses satisface nuestra noción de lo que habría sido tan emocionante para los Magos y es por esa razón que escogimos, Júpiter como la Estrella”.

Por eso los Magos habrían visto esos eventos como una cartelera en el cielo: ¡Un gran Rey ha nacido en Israel!
Image

Una vez que habían cruzado el largo “sendero guiado por la estrella” hacia Jerusalén, los escribas ahí les dijeron que hicieran un viaje corto a Belén — pues las Escrituras hablan de un rey que tenía que nacer de la ciudad de David.

Después, el regreso de Júpiter, una vez más esta vez en el vientre de la constelación de la Virgen. Martín lo interpreta como un símbolo de la Virgen María con el niño y una guía para los Magos:

“Vieron que se detenía a mitad del cuerpo de Virgo en la dirección de Belén y siguieron la dirección de un ángel y entregaron sus regalos al Niño Jesús”, dice Martín.

La fecha, alrededor del veinticinco de diciembre, dos antes de J.C. Peter Jones estudioso del Nuevo Testamento dice que Dios le llevó a Jesús esos gurús astrólogos por una razón que todavía es válida para la gente especial en nuestras propias vidas.

Peter Jones, del Seminario Westminster dice que “necesitamos tratar de hacernos amigos con ellos, necesitamos llevarles a Cristo, quizás no tengamos una estrella en el cielo, pero somos sus discípulos y eso es lo que el Señor nos dejó. Su mandato de ir y hacer discípulos de los garúes”.
Image

Y como en la promesa para Abraham. El los haría tan numerosos como las estrellas en los cielos.

Aunque todas esas nuevas explicaciones sobre la Estrella de Belén pueden enriquecer el significado de la Navidad, la historia de la estrella representa solamente un capítulo de narración de la historia más grande jamás contad