Médicos quieren probar técnicas de resurrección en seres humanos

Los profesores Peter Rhee, de la Universidad de Arizona, y Samuel Tisherman, de la Universidad de Maryland, están seguros de que pueden resucitar a los muertos con el procedimiento de retirar toda la sangre del cuerpo y enfriarlo a 20 grados.

  • Ciencia y Tecnología    
  • 18 nov 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

BBC.- Profesores de universidades de Estados Unidos quieren poner a prueba la técnica de la resurrección en seres humanos muertos. El experimento se ha realizado en animales sin presentar grandes efectos colaterales.

Los profesores Peter Rhee, de la Universidad de Arizona, y Samuel Tisherman, de la Universidad de Maryland, están seguros de que pueden resucitar a los muertos con el procedimiento de retirar toda la sangre del cuerpo y enfriarlo a 20 grados por debajo de la temperatura normal.

“Cuando tu cuerpo está a una temperatura de 10 grados, sin actividad cerebral, el ritmo cardíaco y la sangre están en un consenso de que estás muerto. Pero aun así, nos las arreglamos para traerlos de vuelta”, dijo Rhee.

En esta técnica los médicos podrían eliminar toda la sangre, enfriando el cuerpo, esto resolvería el problema del paciente y luego pondrían la sangre en el cuerpo de nuevo calentándolo, la sangre podría hacer que el corazón latiera de nuevo.

Tisherman anunció que quieren probar la técnica en seres humanos, en víctimas de armas de fuego en Pittsburgh, Pennsylvania, personas cuyo corazón dejó de latir.

El médico dice que su técnica fue mal comentada por la prensa haciendo que se tergiversara y que catalogaran su búsqueda como una idea errada.

“Es importante que la gente sepa que esto no es ciencia ficción”, dijo.

Tisherman probó el experimento en los cerdos y el 90% de ellos no pudo recuperarse después que la sangre fue bombeada de nuevo. “Ellos se ponen un poco aturdidos por un rato, pero al día siguiente ya están bien”, dice el académico.

Cada animal estuvo cerca de una hora en el “limbo” y luego con la técnica fue devuelto a la vida. Durante este período la sangre se sustituyó por solución salina que ayudó a reducir la temperatura del cuerpo.

El profesor Rhee afirmó que al observar el corazón latir de nuevo “es una de las cosas más sorprendentes” y declaró que no hay daño cerebral identificado en los cerdos.