Iglesia usa tecnología al estilo Harry Potter para traer la oración a la vida

En colaboración con el Proyecto CEDE (‘Creación y Exploración de Empatía Digital’), la iglesia está experimentado con una instalación que le permita a las personas interactuar con las diferentes partes del edificio digitalmente, de manera orante y profundamente espiritual.

  • Ciencia y Tecnología    
  • 18 dic 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHRISTIAN TODAY.- Muchas iglesias se han acostumbrado a realizar proyecciones de PowerPoint en sus servicios. Pero la iglesia de San Pedro en Hackney, Londres ha tomado su compromiso con la tecnología a un nivel completamente nuevo de Adviento y Navidad.

En colaboración con el Proyecto CEDE (‘Creación y Exploración de Empatía Digital’), la iglesia está experimentado con una instalación que le permita a las personas interactuar con las diferentes partes del edificio digitalmente, de manera orante y profundamente espiritual.

Un stand de vela votiva digital se posiciona al lado de candelabro tradicional de la iglesia. Los visitantes pueden escribir oraciones y peticiones de oración luego se proyectan en un rincón de oración, una vez son utilizadas como en la Lady Chapel, donde durante muchos años se ofrecieron oraciones diarias y misas casa semana.

Otro elemento es una proyección de oraciones desde el interior del edificio a través de una ventana, por lo que las palabras y las imágenes se pueden ver desde la calle por la noche.

También hay una ‘Fuente la Consolación’, que tiene ecos del famoso ‘Pensadero’ que aparece en las películas de Harry Potter – un cuenco lleno de agua mágica en el que las palabras y las imágenes le aparecen al usuario-.

CEDE ha diseñado un revestimiento para la fuente, en la que el texto y las imágenes se puede proyectar.

En el pedestal de al lado hay una tablilla en la que los mensajes se pueden escribir. Luego puede aparecen en el agua y luego parecen disolverse.

El Dr Andrew Hudson-Smith de CEDE dijo a la BBC: “Puede escribir a mano sus preocupaciones, tus pecados tal vez, y usted puede poner sus manos en el agua bendita… ves tus preocupaciones y tus pecados flotando, casi al estilo de Harry Potter”.

Él dijo: “Elegimos una iglesia porque es el lugar perfecto donde se puede compartir los bits más profundos de su alma. Lo que falta en nuestras vidas en este momento es poner nuestros pensamientos en común con la empatía”.

La ministra de la iglesia, la reverenda Julia Porter-Pryce, dijo que había aceptado realizar estos cambios porque ella estaba investigando el uso de los espacios de la iglesia. Ella había proporcionado la entrada teológica y litúrgica para el proyecto, mientras CEDE había proporcionado la asistencia técnica.

Porter-Pryce dijo que ella se había preocupado de que la instalación fuera vista simplemente como entretenimiento, pero se convirtió en una forma muy útil de animar a la gente a explorar la oración. Ella sugirió que había potencial para su uso más amplio, diciendo: “Puedo ver los mismos dispositivos que se utilizan en una catedral o una iglesia en el campo y que trabajarían de la misma manera”.