Movimiento teológico está preocupado por la salvación de los robots

Los teólogos y los filósofos discuten cómo la tecnología puede influir en la religión

  • Ciencia y Tecnología    
  • 18 feb 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Mientras muchos pastores hacen campañas de oración por los cristianos perseguidos pidiendo una mayor participación de los cristianos estadounidenses en casos relacionados con la libertad de culto, el pastor Christopher Benek, de la Iglesia Presbiteriana de la Providencia, en la Florida, está más preocupado por la salvación de los robots.

Entrevistado por un sitio especializado en informática él declaró: “No veo la redención de Cristo limitada a los seres humanos.

Si una Inteligencia Artificial es autónoma, debemos animarnos a participar en los propósitos de la Redención en Cristo en el mundo”.

Entre algunos círculos estadounidenses teológicos y filosóficos americanos, existe un amplio debate sobre los experimentos con la Inteligencia Artificial (IA) y el surgimiento de robots autómatas en las próximas décadas.

Hay un movimiento llamado transhumanismo, que a pesar de que se presenta como filosofía quieren establecer respuestas a cuestiones existenciales desde un punto de vista religioso.

Michio Kaku, uno de los mayores propagadores del Transhumanismo explica que el hombre puede ser inmortalizado al implantar su conciencia en las máquinas y así alcanzar la eternidad.

En última instancia, todos los seres humanos se convertirán en dioses.

Aunque para muchos esto es una locura, lo cierto es que los pastores como Benek, quien tiene una maestría en divinidad y teología por la Universidad de Princeton, defiende la necesidad de un debate teológico sobre la cuestión de la salvación para otras formas de vida. Esto incluye las recientes declaraciones del Vaticano sobre la necesidad (o no) de la salvación para los extraterrestres que pueden venir un día al planeta Tierra. Además de la declaración del Papa de que estaría dispuesto a bautizar un marciano.

Los trans-humanistas ya tienen una iglesia en línea, fundada por el futurista Giulio Prisco. Para Prisco, él es una especie de pastor de esta iglesia virtual por lo que cree que muchos robots superinteligentes con cualidades humanas habitarán la Tierra. Si ellos van a tener conciencia deben ser consideradas “personas” y, por tanto, también necesitan la salvación, porque serían capaces de pecar.

Él afirma que estos robots deben ser expuestos a todas las religiones y decidir por sí mismos lo que desean seguir. Para él, la contribución de la Inteligencia Artificial podría ayudar a “restablecer” la religión en su conjunto.

El teólogo cristiano James Magrath, profesor de Nuevo Testamento en la Universidad de Butler, escribió recientemente un artículo acerca de cómo los androides que tienen superinteligencia podrían convertirse en “fundamentalistas” expuestos a las enseñanzas bíblicas y decidir seguirlas al pie de la letra.

El pastor Benek cree que se llegaría a un consenso. “¡El Espíritu Santo puede trabajar en un ser con inteligencia artificial! Es posible que haya iglesias diseñadas para abordar y promover IA religiosa. En el futuro, la IA puedo ayudar a difundir la palabra de Dios. De hecho, puedo ayudar…. a entender mejor a Dios”.