Facebook quiere eliminar mensajes contra gay y musulmanes

Microsoft, Google y Twitter también contradicen el discurso de libertad de expresión

  • Ciencia y Tecnología    
  • 20 jun 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

Contrariando todo el discurso de defensa a la libertad de expresión, las compañías líderes de medios sociales se han puesto de acuerdo para luchar contra el “discurso de odio” en sus plataformas.

Los representantes de Facebook, Microsoft, Google y Twitter han firmado un acuerdo con la Unión Europea sobre esto. Entre los temas que merecen más atención son las posiciones “políticamente incorrectas” sobre los musulmanes, el aborto y la agenda gay.

El pacto es el trabajo de la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, que consiste en un llamado a cada estado miembro. El nuevo código de conducta corporativa, firmado por los gigantes de los medios electrónicos, incluye una serie de compromisos para luchar contra las campañas en Internet.

Virginia Coda Nunziante, presidente de la Asociación para la Defensa de la Familia, dijo al sitio cristiano Life Site News:: “La mayoría de todas las perversiones y las corrupciones en Europa proceden de la Unión Europea. Este parece ser el objetivo específico de esta institución”.

Agenda Europa, un sitio cristiano conservador, comentó: “En su visión del mundo, hay que recordar que el aborto significa matar a un ser humano, o que el matrimonio debe ser entre dos personas de sexo diferente, esto se considera ofensivo para los asesinos de niños y sodomitas, que deben ser protegidos de verdades simples, pero desagradables”.

El sitio señaló que la creación de redes sociales claramente “interferían” en el referéndum irlandés sobre la votación de la aceptación del “matrimonio” gay en Irlanda.

Una justificativa razón disfrazada de la censura fueron los recientes ataques terroristas en suelo europeo. La checa Vera Jourová, comisaria europea para la Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, dijo que “tenemos una necesidad urgente para hacerle frente a las expresiones de odio en línea”.

Irónicamente, Jourová clasificó el pacto de “un paso importante para garantizar que Internet siga siendo un lugar de expresión libre y democrático, donde se respeten los valores y las leyes europeas”.