nav
Viernes 22 de Septiembre de 2017

Implantes de chips para pagos se popularizan en República Checa

Una mayoría de usuarios aprovechan la nueva tecnología de los chips. Ellos creen que esto vendrá a convertirse en una “tendencia de mercado” a partir de los próximos años.

  • Ciencia y Tecnología    
  • 29 nov 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

REPÚBLICA CHECA. – A lo largo de 2016, algunas decenas de voluntarios de la República Checa están probando un nuevo método de pago, como el sucesor de las tarjetas de crédito. Se trata de los chips electrónicos que posibilita hacer pagos sin necesidad de señas.

El dispositivo mide aproximadamente 12×2 mm, el tamaño de un grano de arroz. Este es implantado en la mano izquierda, entre el pulgar y el índice. Según la organización checa Paralelni Polis, que conducen los experimentos, una mayoría de usuarios aprovechan la nueva tecnología de los chips.

Ellos creen que esto vendrá a convertirse en una “tendencia de mercado” a partir de los próximos años. Entre las ventajas se encuentra una seguridad que evita los fraudes con las tarjetas de crédito.

O chip usa el sistema NFC, ya no disponible en algunos celulares. Además de funcionar para las transacciones comerciales, puede desbloquear las puertas o el teléfono inteligente, conforme divulgó la organización checa.

Jan Hubik, de Paralelni Polis, garantiza que el implante es un proceso muy fácil. “Una persona que decide comprar un chip, lo recibe por correo en un paquete esterilizado con una jeringa médica.

La única cosa que debe hacer es desinfectarse la mano, abrir el paquete en un ambiente esterilizado y usar una jeringa para introducirse el chip en la mano izquierda”.

En cuanto a los pagos se pueden hacer por Bitcoins, Hubik garantiza que hay interés creciente por el chip en país, especialmente entre los más jóvenes.

Sistemas diferentes, objetivos iguales

El sistema usado en la República Checa está en estado de prueba en Australia. Mientras que las tecnologías son diferentes, las crecientes comunidades de “biohackers”, defienden la idea que pueden utilizar la tecnología para facilitar sus rutinas.

Recientemente, una empresa de Suecia ofrece a los funcionarios una opción de cambiar sus fichas por chips que abrirían puertas y marcarían el “punto”. Más de 400 aceptaron la propuesta.