Investigación prueba que hebreo es alfabeto más antiguo del mundo

El alfabeto más antiguo del mundo, inscrito en tablas de piedra en varios sitios egipcios, era una forma primitiva del hebreo, concluye un nuevo estudio publicado en la revista Science News.

  • Ciencia y Tecnología    
  • 28 nov 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CANADÁ. – El material fue divulgado por el arqueólogo y experto epígrafes Douglas Petrovich, de Universidad Wilfrid Laurier, Canadá. Israelíes que vivían en Egipto se volvieron jeroglíficos de aquella civilización en un proto-hebreo hace más de 3.800 años. Esto refuerza las narrativas del Antiguo Testamento que describen a los judíos que vivían en Egipto en esa época.

Los hebreos procuraban una manera de comunicarse por escrito con otros judíos de Egipto. Por eso simplificaban el complejo sistema de escritura jeroglífica de los faraones, estableciendo las 22 letras que formarían un alfabeto. Esta es la tesis Petrovich, presentada en el libro The World’s Oldest Alphabet [el alfabeto más antiguo del mundo], que detalla sus hallazgos.

“Hay una conexión entre los textos egipcios y los alfabetos más antiguos conservados”, dijo Petrovich. Los orígenes de las escrituras en diferentes partes del mundo – incluyendo el alfabeto tallado en losas egipcias – han generado debates desde hace mucho tiempo.

Un estudioso alemán había identificado similitudes hebreas con la antigua escritura egipcia en la década de 1920, pero no pudo identificar muchas letras de este alfabeto, lo que lleva a las traducciones inverosímiles, las cuales fueron rechazados por los expertos.

Petrovich, dice que su gran oportunidad llegó en enero de 2012. Mientras hacía la investigación en el Museo Egipcio de El Cairo, se encontró con la palabra “Hebreos” en un texto 1874 a. C. El material incluía la letra del alfabeto más antiguo conocido. Según el Antiguo Testamento, los israelitas pasaron 434 años en Egipto entre 1876 y 1442 a. C.

En la comunidad científica en general, existe una falta de voluntad para aceptar las Escrituras como hechos. La mayoría de los eruditos dijeron que las fechas bíblicas de la estancia de los israelitas en Egipto “no son confiables”.

Las inscripciones en una losa de piedra antigua fueron identificadas como hebreo y traducidas. Un dibujo de las inscripciones en la losa, muestran las antiguas letras hebreas próximos a las correspondientes letras en hebreo moderno.

El texto dice: “¿El que fue elevado está cansado de olvidar?” En la parte superior se lee: “El superintendente de minerales, Ahisemach”.

Figuras bíblicas

Douglas Petrovich, utilizó las combinaciones de letras o identificaciones anteriores del antiguo alfabeto y los comparó con sus propias identificaciones de letras que constituyen el proto-hebreo. Armado con este alfabeto incipiente, tradujo 18 inscripciones de tres lugares diferentes en Egipto.

No por casualidad, el nombre de varios personajes bíblicos apareció en las inscripciones traducidas: Yosef [José], que se convertiría en una poderosa figura política en Egipto; Asenat [Asenat], la esposa de José y su hijo Manasseh[Manasés], que daría origen a una de las tribus de Israel. Moshe [Moisés], que sacó a los israelitas de Egipto, también se menciona, dice Petrovich.

Otra inscripción, de fecha 1834 a. C. dice: “El vino es más abundante que la luz del día, que el panadero de un noble”. Esta declaración probablemente significaba que en ese momento antes, la bebida era abundante.

Petrovich señala que la fecha coincidió con el periodo en que la familia de José decidió ir a Egipto, ya que eran muchísimos, y estaban pasando hambre en Israel.