Todo un engaño la imagen de la Beata chilena Laura Vicuña

El rostro pintado de la Beata chilena Laura Vicuña por el artista italiano Caffaro Rose, refleja una adolescente europea de pelo castaño, pelo y tez claros, pero en realidad la verdadera Beata es una niña de pelo oscuro y piel morena, de rasgos clásicos de la Patagonia chilena y argentina.

  • Descubrimientos    
  • 13 feb 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Después de un exhaustiva investigación encargada por la fundación católica Beata Laura Vicuña, sobre el verdadero rostro de Vicuña, se ha llegado a la conclusión que la imagen pintada por el artista italiano Caffaro Rose, que refleja una adolescente europea de pelo castaño, pelo y tez claros, no era en realidad la verdadera Beata sino una niña de pelo oscuro y piel morena, de rasgos clásicos de la Patagonia chilena y argentina.

La orden religiosa de María Auxiliadora conocían el caso que la imagen que tenían de Vicuña no correspondía a la adolescente europea.

La superiora de la orden en Chile, sor Aurelia Rossi, justificó que no tenían una imagen de la difunta, la hermana menor de Laura escogió la foto de una niña de un colegio de la orden que se le parecía mucho, así que fue una representación de la pequeña.

“Sabíamos que esta imagen nunca había tenido repercusión; es por eso que las salesianas argentinas y chilenas, encargamos un estudio a Carabineros de Chile, que comprobó científicamente el rostro verdadero de la beata. Nunca nos cuadró la niña con zapatos de charol y cuidadoso peinado”, señala Elda Scalco, directora del Centro de Espiritualidad Salesiana de Junín de los Andes.

La justificación y usurpación de la identidad de la Beata Vicuña por la adolescente europea, se debe a que su hermana, Sor Piai, directora del Colegio María Auxiliadora en la época en que estudió Laurita Vicuña, a principios del siglo XX, la describió con cara redonda, cutis blanco, rostro siempre rosado, ojos grandes hermosos y más bien oscuros.

Vicuña, nació en Chile y a los nueve años emigró con su madre a Junín de Los Andes, en Argentina, donde murió a los 12 años el 22 de enero de 1904 y el 3 de septiembre de 1988 Juan Pablo II, la declaró Beata. Su causa de canonización sigue en curso, ya que actualmente se encuentran en investigación dos posibles milagros atribuidos a su intercesión; uno en Chile, el otro en Argentina.

La superiora de la orden en Chile, sor Aurelia Rossi, dijo que ahora la imagen será enviada a Roma, donde evaluarán si el retrato de Laura Vicuña será cambiado por el que corresponde a la menor.