Arqueólogos descubren pedazo de cerámica que prueba existencia de David y Salomón

El descubrimiento de un pedazo de jarra de cerámica única ha asegurado que los registros bíblicos poseen prueba de su existencia como los reinados de David y Salomón.

  • Descubrimientos    
  • 6 ago 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un pequeño pedazo de arcilla descubierto en Jerusalén podría cambiar nuestra forma de ver la Biblia pero no desacreditándola, sino precisamente por una prueba de una parte importante de ella.

Durante siglos se han debatido de que los registros bíblicos pueden no ser ciertos porque no hay pruebas arqueológicas o evidencia de que en realidad sucedieron dichas hechos que menciona la Biblia.

Los reinados de David y Salomón, los cuales son de gran importancia para el Antiguo Testamento, no tienen ninguna evidencia arqueológica de que realmente existieron.

La razón sería la falta de monumentos detallando los logros del rey, como era costumbre en la época. Lo único que se sabe es el registro de sus hechos que proviene de la Biblia. Al menos hasta ahora.

Trabajando cerca del Monte del Templo en Jerusalén, la arqueóloga, Dr. Eilat Mazar de la Universidad Hebrea de Jerusalén, descubrió un fragmento de una jarra de cerámica. Lo normal en Israel, pero la diferencia que esta es que tiene una inscripción hebrea descubierta en la antigua ciudad.

Esta puede ser la prueba definitiva de que los relatos de David y Salomón son hechos históricos. En poco más de un mes son dos descubrimientos muy importantes.

Primero fueron las ruinas de lo que fue el primer palacio del rey David.

Mazar, dijo que la inscripción de este fragmento de cerámica encontrado la semana pasada está escrito en una forma de “proto-cananea”, y que fue obra de alguien que no era judío, pero vivió en Jerusalén. Posiblemente el jebuseo, las personas que formaban parte de la población de Israel en la época de los reyes David y Salomón. Esta sería la primera “prueba” de que hubo un reconocimiento del reinado de David en la tradición de los israelitas.

“Yo trabajo con la Biblia la mano y es una de mis herramientas de excavación “, dijo Mazar. “La Biblia es la fuente histórica más importante”, asegura la arqueóloga.

Douglas Petrovitch, de la Universidad de Toronto, un especialista bíblico, asegura que la inscripción está en hebreo.

“Las letras de la inscripción coinciden con las de inscripciones contemporáneas, muchas de las cuales forman palabras que son claramente parte de la lengua hebrea. El hebreo era predominante en Jerusalén en el siglo 10 a. C., que coincide con la cronología bíblica del tiempo del reinado de David y Salomón”, explicó.

El factor decisivo aquí es la prueba de que David y Salomón aún existen y no son una “colección de historias de los reyes de Israel, cuyas vidas se han fusionado más tarde por la tradición”. Este es el argumento más utilizado por los estudiosos escépticos.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Israel National News