nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Hallazgo arqueológico en Israel confirma el relato del libro de Josué

El Antiguo Testamento cuenta la historia de la ciudad de Ai, que fue capturada y quemada por los israelitas durante la conquista de Israel. En el libro de Josué hay un relato que cuenta sobre eso, pero su ubicación nunca había sido totalmente demostrada.

  • Descubrimientos    
  • 6 feb 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Descubierto el año pasado durante meses de excavación en un área como las ruinas de la fortaleza de Khirbet el-Maqatir, 9 km al norte de Jerusalén, un pequeño amuleto ayudó a los arqueólogos para comprobar un relato bíblico.

El Antiguo Testamento cuenta la historia de la ciudad de Ai, que fue capturada y quemada por los israelitas durante la conquista de Israel. En el libro de Josué hay un relato que cuenta sobre eso, pero su ubicación nunca había sido totalmente demostrada.

Una excavación dirigida por Associates for Biblical Research (ABR), un ministerio especializado en excavaciones bíblicas, el año pasado les fue muy fructífero. El equipo descubrió en una cueva subterránea, las ruinas de una casa y más de 100 monedas. Lo que más se destacaba es un objeto con menos de dos centímetros.

El informe explica que se trata de una pieza decorativa, probablemente usado en un collar, llamado scarabée. El ornamento se llama así porque su forma se refiere a un escarabajo. Los antiguos egipcios veneraban este insecto porque se relacionada con el dios sol.

Considerado como el descubrimiento arqueológico más importante de 2013, el escarabajo, junto con otros artefactos del sitio de Khirbet el-Maqatir, estará en exhibición en el Museo de la Universidad Bautista de Houston.

El 08 de febrero habrá en el lugar un simposio para destacar la importancia del descubrimiento de la arqueología bíblica.

El informe de ABR afirma que el escarabajo tiene inscripciones que indican que probablemente perteneció al último rey de Ai. La datación de los objetos encontrados apunta hasta el final de la era de bronce, entre 1550 y 1450 a.C. Este período histórico es consistente con lo que históricamente es aceptado por la narrativa de Josué.

Los arqueólogos ya habían hecho descubrimientos en el lugar en otras ocasiones, pero no tenía dudas acerca de la veracidad del relato de su hazaña. Ahora se encontró la prueba ” definitiva”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian News y Christianity Today