Descubrimientos arqueológicos desafían la teoría de la evolución

El descubrimiento del tejido blando en un dinosaurio dejó a los miembros del departamento de biología y los estudiantes de la Universidad sorprendidos porque la presencia de estos tejidos sugiere que los dinosaurios vagaron por el planeta poco tiempo.

  • Descubrimientos    
  • 12 ago 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Este mes fueron revelados dos descubrimientos arqueológicos que desafían mucho en lo que se apoya la teoría de la evolución. El científico cristiano Mark Armitage fue despedido de la Universidad Estatal de California en Northridge, Estados Unidos, por cuestionar la era de los dinosaurios.

Durante una excavación en el Estado de Montana, se encontró un cuerno de Triceratops. Al analizar el hallazgo con un microscopio, se encontró tejido blando en la muestra.

La teoría de Armitage, quien es un creacionista, siempre ha sido que los dinosaurios tienen miles de años y no 60 millones años como los darwinistas creen.

El descubrimiento del tejido blando en un dinosaurio dejó a los miembros del departamento de biología y los estudiantes de la Universidad sorprendidos porque la presencia de estos tejidos sugiere que los dinosaurios vagaron por el planeta hace relativamente poco tiempo. Esto favoreció los argumentos de Armitage que al final fue despedido pero el caso ganó repercusión por lo sucedido.

Unos días más tarde, los arqueólogos que trabajan en Noruega encontraron un esqueleto humano de 8.000 años que puede tener partes fosilizadas del cerebro.

El autor del descubrimiento, Gaute Reitan dijo que “todavía es temprano” y “necesita ayuda en este estudio”.

Si se confirma, el descubrimiento será un reto importante para los que niegan la veracidad del diluvio bíblico. Un equipo de científicos asociados a la Universidad de Oslo, pasó dos meses cavando en un área del golfo cerca de la capital. Según lo informado por la Norwegian Broadcasting, desenterraron varios fósiles, incluyendo restos de huesos antiguos y otros materiales biológicos.

La mayor sorpresa fue cuando se dieron cuenta de la presencia de tejidos blandos en un cerebro pequeño, que puede ser el de un niño. Otros esqueletos adultos fueron desenterrados en el mismo sitio.

Reitan explica que los métodos de datación indican que las muestras tomadas en las primeras excavaciones, entre ellos los restos del cerebro, tienen cerca de 8000 años. Son, por tanto, el primer descubrimiento más antiguo de esqueletos en Escandinavia y puede enseñar mucho acerca de cómo la gente vivía en la región durante este período.

Brian Thomas, un científico del Instituto de Investigación de la Creación, dice que el método de datación está de acuerdo con la cronología bíblica. “La narrativa bíblica sobre lo que ocurrió después del diluvio ofrece las únicas condiciones necesarias para mineralizar los órganos blandos antes de que los tejidos se desintegraran completamente”.

Thomas afirma además que el hallazgo de los noruegos es similar a un hallazgo en 2010, cuando se encontraron restos cerebrales en un fósil de un mono africano que presuntamente tenía 1.900.000 de años de edad. Estos hallazgos, sostiene Thomas, no están de acuerdo con el calendario evolutivo.

“De acuerdo con el cuadro bíblico”, escribió Thomas, “los fósiles encontrados tanto en este sitio arqueológico de Noruega y países de África fueron enterrados después del diluvio. Ellos, por lo tanto, tienen menos de 4.500 años”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com