Descubren primer papiro de 1,500 años de edad que se refiere a la Última Cena

“Podemos decir que esto es un ejemplo muy raro de la cristiandad”, Dr. Roberta Mazza.

  • Descubrimientos    
  • 4 sep 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una investigadora ha hecho un descubrimiento sorprendente, pues ha analizado un papiro de 1.500 años de edad, que estuvo escondido por más de un siglo en la Universidad de John Rylands Library de Manchester, Inglaterra.

El fragmento antiguo contiene la primera referencia a la Última Cena, un evento crucial en los Evangelios.

La Dr. Roberta Mazza de John Rylands Research Institute hizo el descubrimiento al estudiar atentamente miles de fragmentos históricos inéditos.

El papiro es un amuleto que contiene palabras que están destinados a proteger a sus dueños, y la Dr. Mazza cree que arroja luz sobre las prácticas de los primeros cristianos.

“Este es un importante e inesperado descubrimiento, ya que es uno de los primeros documentos registrados que utiliza la magia en el contexto cristiano y el primer encanto es que se refiere a la Eucaristía – La Última Cena – como el maná del Antiguo Testamento”, dijo ella al Daily Mail .

El texto del papiro dice:

“Nuestro Dios preparó para el pueblo una mesa sagrada en el desierto y dio maná del nuevo pacto para comer, el cuerpo inmortal del Señor y la sangre de Cristo se derramó por nosotros para remisión de los pecados”.

El fragmento contiene extractos de Salmos 78: 23-24, Mateo 26: 28-30, y otros versículos de la Biblia.

La Dr. Mazza dijo que los primeros cristianos adoptaron la costumbre egipcias al usar o llevar amuletos para protegerse de cualquier daño. En lugar de escribir oraciones a los dioses egipcios o greco-romanos usaron las piezas similares al papel, escribiendo extractos de la Biblia.

“Podemos decir que esto es un ejemplo muy raro del cristianismo y la Biblia”, dijo. “Es doblemente fascinante porque el fabricante del amuleto conocía claramente la Biblia, pero cometió un montón de errores. Algunas palabras están mal escritas y otros están en el orden equivocado. Esto sugiere que él estaba escribiéndolo de memoria en lugar y no copiándolo de otra fuente”.

“Es muy emocionante. Gracias a este descubrimiento, ahora sabemos que el conocimiento de la Biblia fue más arraigada en el siglo VI d.C. en Egipto de lo que se creía”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com