Niño descubre estatuilla de una diosa donde vivió Sansón

En ese mismo lugar en 2012, se descubrió el llamado “sello Sansón”. Con menos de una pulgada de diámetro, representa a un hombre con el cabello largo luchando contra una figura felina.

  • Descubrimientos    
  • 1 dic 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

ISRAEL.- Esta semana se destacó un descubrimiento arqueológico en la ciudad de Bet-semes, mencionado por primera vez en el libro de Josué, el lugar era más conocido por ser parte del valle de Sorec, donde vivió Sansón.

Un niño de ocho años, llamado Itai Halpern, estaba caminando con su familia en el sitio arqueológico (Tel) cuando se encontró con la cabeza de una estatua de Asera (o Asserá), deidad pagana de los cananeos.

En ese mismo Tel en 2012, se descubrió el llamado “sello Sansón”.

Con menos de una pulgada de diámetro, representa a un hombre con el cabello largo luchando contra una figura felina. Los expertos creen que es una representación de la historia bíblica del libro de Jueces, capítulo 14.

La confirmación de que el hallazgo del joven Itai es realmente la cabeza de la ‘diosa’ fue certificada por la Autoridad de Antigüedades de Israel. Aunque no es el primero de su tipo, muestra que estas pequeñas figuras femeninas eran muy comunes en los moradores del reino de Judá durante el tiempo del Primer Templo.

Curiosamente, este no es el primer descubrimiento arqueológico importante hecha por un niño este año.

Hace dos meses, el ruso Matvei Tcepliaev, de 10 años, encontró un sello raro de 3 mil años de antigüedad, en Jerusalén.

Diosa de los sidonios

El culto a Asera, conocida por ser la hija de Baal, fue condenado por los profetas bíblicos en varias ocasiones. Ella es llamada la “diosa de los sidonios” (1 Reyes 11: 5) y, en general estuvo representada con pechos grandes o múltiples, que asocian a la idea de la fertilidad.

En el libro de 1 Samuel, Bet-semes es mencionada como la ciudad donde tomaron los filisteos el “arca del pacto”, capturado por ellos después de una batalla. El hallazgo arqueológico del niño confirma otros hallazgos sobre la vida en el territorio del antiguo reino de Judá en el momento inmediatamente anterior al período del Primer Templo, llamada “Edad de Hierro” por los estudiosos.

Alon De Groot, un experto dijo al Jerusalem Post que “las figuras como esta, con forma de mujeres desnudas que representan la fertilidad, eran comunes en los hogares de los residentes de Judea en el siglo 8 a.C. Posiblemente incluso la destrucción del reino por los babilonios en los días de Sedequías (en el año 586 a.C.)”.

Según la historia, el rey asirio Senaquerib invadió y saqueó Bet-semes en el año 701 a.C., y su destrucción se completó en el año 86 a.C. por el rey babilonio Nabucodonosor.