nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Descubrimiento arqueológico puede comprobar diluvio bíblico

Catastrófica inundación se produjo en el valle del Río Amarillo, hace unos 4.000 años.

  • Descubrimientos    
  • 11 ago 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHINA. – Algunos científicos dicen que los recientes descubrimientos en el valle del Río Amarillo en China, proporcionan evidencia del diluvio descrito en la Biblia. Los huesos de los niños descubiertos en el lugar revelan que estos parecen que quedaron atrapados en medio de una gran inundación.

Las pruebas de los huesos revelan que ocurrió esto alrededor del año 2000 a. C, lo que sería coherente con el momento en que los científicos e historiadores estiman que se produjo el diluvio que Dios le advirtió a Noé.

El apologista bíblico y científico Ken Ham, conocido por el Museo de la Creación y la réplica del Arca de Noé, recuerda que China, como muchas culturas tienen una tradición lde a historia de una gran inundación.

“Los indios americanos, hawaianos, los esquimales, aborígenes australianos … los babilonios, hay leyendas sobre inundaciones en las culturas de todo el mundo”, declaró Ham.

Él sabe que muchos científicos negarán el hecho de que estos niños en el valle del Río Amarillo se vieron afectados por el diluvio narrado en el Génesis. “Hay miles de metros de sedimentos de inundación en todo el mundo.

Son evidencia de una inundación global catastrófica. Los científicos no están dispuestos a reconocerlo, ya que han sido adoctrinados para creer que se han acumulado a lo largo de millones de años”, dice Ham.

Para él, la falta de voluntad para aceptar las verdades espirituales lleva a muchas personas a ser ciegos a las verdades científicas.

Explicación de la ciencia

De acuerdo con el estudio publicado en la revista Science, los arqueólogos y geólogos dirigidos por Wu Qinglong, de la Universidad de Pekín, encontraron evidencia de que una inundación catastrófica se produjo en el valle del Río Amarillo, hace unos 4.000 años.

Al mismo tiempo, se descubrieron los antiguos bancos de represas, un sitio arqueológico de gran importancia histórica. La evidencia innegable que una gran inundación se produjo hace cuatro milenios, estaría relacionado con el mito de la fundación de la primera dinastía china, la Xia. El relato antiguo cuenta de que el emperador Yu fue un “gran salvador, que ganó la bendición del cielo” después de haber despejado los canales que drenaban el agua.

Recientemente, otra investigación había documentado la (Shang) y la tercera dinastía (Zhou), pero todavía la Xia se sigue considerándose una leyenda, levantando dudas de que si en realidad existió.

Ahora, los investigadores afirman que la inundación fue causada por un terremoto, lo que llevó el Río Amarillo a formar una presa en Jishi. Cuando esta presa cedió, las inundaciones a lo largo de la meseta tibetana se extendieron y fue catastrófico. Se estima que el nivel de agua subió 38 metros. Este fenómeno duró entre seis y nueve meses, extendiéndose a más de 2.000 kilómetros a lo largo del Río Amarillo.