Arqueólogos descubren local que puede probar lucha entre David y Goliat

El Museo de las Tierras Bíblicas abre esta semana la exposición “En el Valle de David y Goliat” donde exhibe fragmentos de cerámicas, así como un modelo de arcilla de un santuario que se encuentra en el sitio.

  • Descubrimientos    
  • 9 sep 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

ISRAEL. – De vez en cuando los arqueólogos revelan algún descubrimiento que demuestra los relatos bíblicos de miles de años. Durante mucho tiempo se sostuvo que David y Salomón, los reyes conocidos de Israel, nunca existieron y que sólo eran “leyendas”. El canal de televisión de National Geographic produjo una serie para “comprobar” eso en 2006.

Al mismo tiempo que debutó el programa, el profesor Yosef Garfinkel de la Universidad Hebrea y el arqueólogo Saar Ganor, conectado a la Autoridad de Antigüedades de Israel comenzaron una búsqueda que demostraría cómo fue el reinado de David.

Este material está expuesto en Jerusalén.

Desde las ruinas de una ciudad en el valle de Ela, en el centro de Israel, fueron excavados gran parte de lo que se conocía sólo por la Biblia, pero ahora llegó a ser probado por la ciencia. El sitio arqueológico de Khirbet Qeiyafa, también conocido como Fortaleza Ela reveló lo que puede ser el Saaraim mencionado en la Biblia.

Según el profesor Garfinkel, lo que ahora ellos están mostrando al mundo descrito en la Biblia es el sitio de la famosa batalla entre David y Goliat. Todos los resultados de las excavaciones en el valle de Ela, ya están en exhibición en el Museo de las Tierras Bíblicas en Jerusalén.

“La arqueología no pudo encontrar un hombre, ni el restante relacionado con el propio rey David”, explicó Garfinkel. “Pero hemos encontrado evidencia arqueológica del proceso social de la urbanización en Judea”.

Las evidencias mencionadas por él encajan con lo que se describe en la Biblia como el establecimiento del reino de David, cuando las pequeñas comunidades agrícolas fueron sustituidas por las ciudades fortificadas.

“La cronología encaja perfectamente con la narración bíblica. Las pruebas de carbono realizados en los huesos de aceituna encontrados en Khirbet Qeiyafa muestran que la ciudad fue construida a finales del siglo 11 a.C.”, dijo.

Curiosamente, el año pasado los arqueólogos de la Universidad de Bar-Ilan, descubrieron las ruinas de la antigua ciudad de Gat, que según los relatos de la Biblia fue el lugar de nacimiento de Goliat.

Dos fenómenos atrajeron la atención de Garfinkel y Ganor cuando comenzaron las excavaciones en Khirbet Qeiyafa hace una década. Varios bloques de granito fueron utilizados en algunas partes de un muro cerca del local que tenía dos grandes cavidades

Sólo en el segundo año de la investigación es que los arqueólogos se dieron cuenta de que habían encontrado una ciudad fortificada que correspondía perfectamente con la descripción de Saaraim (1 Crónicas 4). Este nombre en hebreo significa “dos puertas”, y los agujeros construidos en el muro sobre los cimientos es de los más viejos, estos estaban en el mismo lugar donde debían estar las dos puertas. Esto era una rareza en las ciudades pequeñas.

Armonía con la Biblia

La ubicación geográfica de la ciudad también encaja con la descripción bíblica de Saaraim, que se menciona inmediatamente después de la batalla entre David y Goliat. El texto de 1 Samuel 17: 2 dice que el ejército de Israel y de Judá siguieron a los filisteos, y los cadáveres de los enemigos “estaban esparcidos a lo largo de la entrada de Saaraim a Gat y Ecrón”. La ciudad también se menciona en Josué 15, y estaría cerca de Soco y Azeca, dos sitios arqueológicos conocidos y relativamente cerca de Khirbet Qeiyafa.

El Museo de las Tierras Bíblicas abre esta semana la exposición “En el Valle de David y Goliat” donde exhibe fragmentos de cerámicas, así como un modelo de arcilla de un santuario que se encuentra en el sitio, enormes piedras utilizadas en la pared que rodea la ciudad. Para Garfinkel, esto le dará una oportunidad a la gente para que entiendan la historia y entiendan un poco mejor como era el reino de David.