nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Arqueólogos demuestran que rey Ezequías realmente destruyó ídolos

El relato bíblico de 2 Reyes es confirmado por excavaciones en Israel

  • Descubrimientos    
  • 29 sep 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

ISRAEL. – Arqueólogos israelíes creen que tienen evidencia de que el rey Ezequías realmente destruyó los lugares altos y los ídolos en Israel, tal como se describe en la Biblia, en el libro de 2 Reyes.

Clasificándolos como “un descubrimiento importante e inusual”, la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI), dijo que las excavaciones en el Parque Nacional de Laquis, en el centro de Israel, revelaron una “puerta-santuario” del periodo del Primer Templo, alrededor siglo 8 a.

C.

Se trata de las ruinas de la mayor puerta descubierta en el país. “El tamaño es consistente con el conocimiento histórico y arqueológico que tenemos, de que Laquis era una gran ciudad, una de las más importantes después de Jerusalén”, dijo el director de la excavación, Sa’ar Ganor.

En el texto de 2 Reyes 18: 4, se lee que el rey Ezequías: “El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán”.

De acuerdo con la narración bíblica, todo ocurrió a las puertas de la ciudad, donde los ancianos, los jueces, los gobernadores, los reyes y los funcionarios estaban sentados en los bancos.

Según publica CBN News, las ruinas de estos bancos también fueron encontrados en esta excavación, dijo Ganor. Los trabajos arqueológicos se desarrollan conjuntamente con la Universidad de Tel Aviv. La puerta de la ciudad de Laquis mide alrededor de 25 por 25 metros. Cuenta con seis cámaras tres en cada lado, con la calle principal que pasa entre ellas. Está siendo restaurada y pronto podría estar abierto al público para visitas.

Hallazgo confirma otro relato bíblico

Artefactos descubiertos en el sitio proporcionan pistas sobre la forma en que se utilizaron hace 2.800 años. Los bancos con brazos estaban en la primera cámara. A los pies de estos bancos se han descubierto muchos jarros, cucharadas de granos de carga y recipientes, todo con la inscripción del nombre del empleado o de un sello que indica que pertenecían al rey.

La AAI dijo que los artefactos encontrados revelan los preparativos militares y administrativos de Judá para la guerra contra el rey asirio Senaquerib en el siglo 8 a.C. En el caso, los sellos reales son iguales al rey Ezequías, descubiertos en Jerusalén, que muestran el diseño de un solo con dos alas.

Ganor señala que se sorprendieron al encontrar dos altares de cuatro cuernos. Es claro para los investigadores que los cuernos, eran donde se ataban las ofrendas, fueron “intencionadamente destruidos”. Para el director de la excavación, “ésta es probablemente la evidencia más clara de la reforma religiosa atribuida al rey Ezequías, cuando los lugares de culto [alta] construidos fuera de la capital fueron destruidos”.

Además de cortar los cuernos del altar, al parecer Ezequías puso un baño en el lugar más sagrado, sellando así el fin de la adoración en los lugares altos esto fue la “mayor profanación” posible contra el culto profano. De hecho, el “baño” era una silla en forma de piedra con un agujero en el centro. Fue sólo simbólica, ya que las pruebas mostraron que nunca fue utilizado.

Los funcionarios israelíes celebran el descubrimiento. La Ministra de Cultura y Deporte Miri Regev, dijo que “este descubrimiento se une a una larga lista de otros hallazgos que aclaran nuestro pasado histórico, un pasado que se manifiesta en el suelo de nuestro país y en los escritos del Libro de los Libros: La Biblia, el libro que fundó al pueblo judío”.