nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Descubrimiento evidencia de persecución de cristianos por persas

Con la datación precisa de las monedas encontradas, la evidencia arqueológica se conecta, estableciendo una línea de historia coherente de los acontecimientos, lo que aumenta aún más la fiabilidad de los relatos bíblicos.

  • Descubrimientos    
  • 25 mar 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

ISRAEL. – Arqueólogos israelíes están una vez más eufóricos después de una serie de descubrimientos que revelaron varios objetos de la época de Jesucristo y del Imperio bizantino. Los hallazgos fueron publicados el domingo 19 por lo que han sido catalogados como uno de los descubrimientos más importantes de la arqueología moderna, entre ellos se destaca la persecución de los cristianos por los persas en el siglo VII d.C.

Llamó la atención de los arqueólogos una bolsa, aparentemente escondida en los escombros de un edificio de dos pisos, que había servido como un refugio para los peregrinos cristianos que estaban su camino a Jerusalén.

La Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA), el organismo encargado de las investigaciones, no tuvo ninguna dificultad en datar las reliquias porque las monedas tienen una impresión visible del emperador Justiniano (483-565 d.C.), Mauricio I (539-602 d.C.) y Flavio Focas Augusto (547-610 d.C.).

“El tesoro fue encontrado entre piedras grandes que se habían desmoronado al lado del edificio. Parece ser que, en un momento de peligro, el dueño de las monedas las colocó en una bolsa de tela, que escondió en un agujero en la pared.

Probablemente esperaba regresar y recoger el dinero”, dijo Annette Landes-Nagar, responsable de las excavaciones.

Debido a la invasión Sasánida, entre 602 y 628 d.C., los arqueólogos creen que el sitio de las excavaciones es un refugio construido por los cristianos perseguidos por los persas, momento en que terminó el poder del Imperio Romano hasta entonces.

Recientemente, el 20 de marzo, se informó de que también se encontraron varios objetos, que datan del siglo I, época en que Jesucristo vivió con sus discípulos, confirmando de este modo varias historias bíblicas acerca de los usos y costumbres de la época. “Este descubrimiento es evidencia de la invasión persa al final del período bizantino, lo que llevó al abandono de este sitio cristiano”, dijo Gedeón Avni, director responsable de departamento de antigüedades de Israel, según VEJA.

Con la datación precisa de las monedas encontradas, la evidencia arqueológica se conecta, estableciendo una línea de historia coherente de los acontecimientos, lo que aumenta aún más la fiabilidad de los relatos bíblicos en cuanto a la persecución de los cristianos y, en consecuencia, lo que había sucedido.