nav
Miércoles 13 de Diciembre de 2017

Historiador dice que moneda antigua comprueba imagen del rostro de Jesús

Hasta ahora, se creía que la cara expuesta en la moneda de bronce era del rey Manu, gobernante del reino mesopotámico de Edesa.

  • Descubrimientos    
  • 31 mar 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Aunque los historiadores han estado en desacuerdo durante siglos sobre la apariencia de Jesucristo, el historiador bíblico Ralph Ellis, dice que una moneda pequeña del siglo I puede ser la única imagen de Cristo retratada.

Hasta ahora, se creía que el rostro expuesto en la moneda de bronce era el rey Manu, gobernante del reino mesopotámico de Edesa, que actualmente se encuentra en el sureste de Turquía.

Después de casi 30 años de investigación, Ellis dice que las similitudes entre Manu y Jesús no son sólo una coincidencia.

El historiador está convencido de que se referían a ellos como la misma persona, pero citados por dos nombres: Rey Izas-Manu y [Rey] Jesus Emmanuel. Si está en lo cierto, la imagen de la moneda sería el único retrato de Cristo.

Los resultados de la investigación de Ellis fueron publicados esta semana en su libro “Jesús, Rey de Edesa”. El autor, de 59 años, reconoce que sus conclusiones son controvertidas y contradicen la historia convencional de Cristo.

“La corona tradicional de los monarcas de Edesa era, como puede verse en las monedas, una corona de espinas trenzada. El hecho de que Jesús era el único condenado a llevar una corona de espinas apunta a una conexión con este rey”, dice el investigador.

“Mi teoría es que Jesús fue obligado a llevar esta corona en la historia bíblica porque él, o más correctamente, el rey Izas Manu, había tratado de derrocar a los romanos”, añade Ellis. “Tanto la corona como el manto [utilizados] eran declaraciones abiertamente políticas, la alerta de nuevas revueltas contra Roma”.

Por otro lado, muchos estudiosos han señalado los defectos en su teoría, ante algunas inconsistencias en la línea de tiempo entre la vida de Jesús y Manu. Algunos de ellos señalan que la moneda siria era propiedad de Manu VIII, conocido por haber vivido 70 años después de Izas Manu VI, según publica Daily Mail.