nav
Miércoles 18 de Julio de 2018

Arqueólogos encuentran piscina donde eunuco etíope fue bautizado por Felipe

Ein Hanya fue considerado el lugar donde el eunuco etíope fue bautizado por el evangelista Felipe, como se describe en Hechos 8: 26-40.

  • Descubrimientos    
  • 3 feb 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

JERUSALEN, ISRAEL.- Los arqueólogos han desenterrado una piscina antigua, cerca de Jerusalén, donde el evangelista Felipe bautizó al eunuco etíope. El descubrimiento forma parte de un parque natural que fue inaugurado el pasado miércoles tras cinco años de excavaciones en Ein Hanya, en las montañas de Judea.

Además de la piscina antigua, la Autoridad de Antigüedades de Israel revelaron otros importantes descubrimientos bíblicos, como el capitel (extremo superior de una columna) típico de las estructuras reales de la era del Primer Templo y una de las monedas más antiguas ya descubierta en Jerusalén.

El hallazgo más significativo fue el gran sistema de piscinas de la Era Bizantina encontrado en el lugar. “Esta piscina fue construida en el centro de un complejo espacioso a los pies de una iglesia que quedaba aquí. Columnatas cubiertas fueron construidas alrededor de la piscina para dar acceso a las alas residenciales”, dijo la directora de la excavación, Irina Zilberbod.

Zilberbod agregó que la piscina puede haber sido utilizada para varios fines como irrigación, baños, paisajismo y ceremonias bautismal. “Algunos comentaristas cristianos han identificado aEin Hanya, como el lugar donde fue bautizado el eunuco etíope, como se describe en Hechos 8: 26-40″, dijo el arqueólogo israelí Yuval Baruch.

“El bautismo del eunuco por Felipe fue uno de los eventos clave en la propagación del cristianismo. Por lo tanto, identificar el lugar donde esto sucedió mantuvo a los estudiosos ocupados por muchas generaciones y se convirtió en un punto común en el arte cristiano”, agregó Baruch.

Muchos de los hallazgos por los arqueólogos fueron fechados en la época del Primer Templo, unos 2.400 a 2.800 años atrás. El principal hallazgo de ese período es el fragmento de un capitel – un elemento artístico típico de las estructuras y propiedades de los reyes de aquel período.

Los arqueólogos estiman que Ein Hanya pudo haber sido una propiedad real durante el período del Primer Templo. “Después de la destrucción del Primer Templo, el asentamiento fue transformado en una propiedad que era habitada por judíos”, dijo la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Otro descubrimiento significativo de ese período es una rara dracma griega, descrita como una de las monedas más antiguas descubiertas en Jerusalén, fechada entre 420 y 390 a.C.

En la excavación se descubrieron más monedas, cerámicas, vidrios, tejas y piezas de mosaico del período bizantino, llevando a los arqueólogos a decir que fue durante ese período (siglos 4 a 6 d.C.) que el lugar alcanzó su apogeo.

Las excavaciones y trabajos de conservación se realizaron entre 2012 y 2016. El lugar forma parte del Parque Nacional del Valle de Refaim, al suroeste de Jerusalén, y será abierto al público gratuitamente dentro de unos meses.

[ Fuente: Fox News ]