nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Ayunar reduce riesgo de enfermedades en el corazón, diabetes y niveles de colesterol

El equipo de científicos ha confirmado los beneficios con dos estudios sobre los efectos del ayuno en más de 200 individuos, tanto pacientes del Centro Intermountain como voluntarios sanos.

  • Estudios    
  • 6 abr 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Según los investigadores del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain, en Utah, Estados Unidos, ayunar no sólo reduce riesgo de enfermedades del corazón y diabetes, también produce cambios positivos en los niveles de colesterol de una persona, publica la revista Muy Interesante.

El estudio recientemente fue presentado durante la reunión anual del Colegio Estadounidense de Cardiología, que se celebra en Nueva Orleans (EE UU).

En el 2007, un estudio llevado a cabo con mormones, cuyas enseñanzas religiosas incluyen ayunar durante 24 horas el primer domingo de cada mes, se detectó que estas personas tenían 39% menos riesgo de sufrir enfermedad de las arterias coronarias, una de las principales causas de muerte tanto en hombres como mujeres, quienes no ayunaban.

El mismo equipo de científicos que realizó aquella investigación ha confirmado los beneficios con dos estudios sobre los efectos del ayuno en más de 200 individuos, tanto pacientes del Centro Intermountain como voluntarios sanos.

Algunos de los participantes debían ayunar -bebiendo sólo agua- durante un período de 24 horas y posteriormente comer una dieta normal durante las 24 horas posteriores.

Durante ese período los investigadores siguieron un registro de los voluntarios que incluía análisis de sangre y mediciones físicas para evaluar factores de riesgo cardíaco, marcadores de riesgo metabólico y otros parámetros de la salud general.

Los resultados mostraron que durante el período de ayuno se incrementaron los niveles tanto del llamado colesterol malo (LDL) como del colesterol bueno (HDL) en 14% y 6% respectivamente, incrementando el nivel total de colesterol. “El ayuno provoca hambre y estrés. En respuesta, el organismo libera más colesterol lo cual le permite utilizar grasa como fuente de energía, en lugar de glucosa” explica Benjamin Horne, coautor de la investigación.

Esto disminuye el número de adipocitos (células de la grasa) en el organismo. “Esto es importante porque cuantos menos células grasas tenga el organismo, menos probabilidad de sufrir hipercolesterolemia, resistencia a la insulina, o diabetes”, resalta Horne.