nav
Sábado 18 de Noviembre de 2017

Universitarios de EU no ven conflicto entre ciencia y religión, según estudio

A lo largo de la historia ateos ocultos en propuestas pseudocientíficas han pretendido negar la realidad objetiva de un Dios creador del hombre y la naturaleza, no obstante, el avance mismo de la ciencia es su mejor respuesta sobre la existencia de un Ser Supremo.

  • Estudios    
  • 30 jun 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

A pesar de las contiendas públicas entre famosos científicos ateos y teólogos, la perspectiva de la relación entre ciencia y religión como enemigas no la tienen los estudiantes universitarios, según un estudio reciente, realizado por un sociólogo de la Penn State University de Estados Unidos.

La investigación que se realizó con 10.000 estudiantes de 200 universidades en los EU, encuestó a los participantes al inicio de su carrera y también posteriormente, con el fin de medir los cambios de actitud que se produjeron en ellos, a medida que avanzaban en sus estudios.

El sociólogo Christopher Scheitle, publicó los resultados en el Journal for the Scientific Study of Religion, donde explica que se preguntó a los alumnos qué pensaban sobre la relación entre ciencia y religión.
Las posibles respuestas eran cuatro: (1) Están en conflicto (y me considero partidario de la ciencia); (2) Están en conflicto (y me considero partidario de la religión); (3) Son independientes entre sí (la ciencia y la religión se centran en aspectos distintos de la realidad); y (4) Colaboran una con otra (respaldándose mutuamente).

La encuesta también preguntó a los estudiantes acerca de sus creencias y afiliaciones religiosas.

Los resultados obtenidos revelaron que cerca del 70% de los estudiantes universitarios “novatos” percibían la relación ciencia/religión bien como recíprocamente independiente, bien como recíprocamente colaborativa.

La minoría de estudiantes que afirmó que la ciencia y la religión estaban en conflicto pertenecía tanto al grupo de personas “partidarias de la religión” (el 17%) como al grupo de personas “partidarias de la ciencia” (en un 14%).

En la segunda parte de la encuesta muchos de los estudiantes encuestados cambiaron de opinión con respecto a sus respuestas iniciales.

El cambio más frecuente fue el paso de la creencia en la existencia de un conflicto entre ciencia y religión, a una creencia de ausencia de conflicto entre ambas (bien por independencia bien por colaboración).

El 70% de los estudiantes que inicialmente afirmaron ser “partidarios de la religión”, cambiaron su perspectiva, pasando a creer que entre ciencia y religión no había conflicto.

El 46% de los estudiantes novatos que afirmaron posicionarse “al lado de la ciencia” adoptó una postura de no-conflicto entre ciencia y religión en años posteriores.

El 13% de los estudiantes novatos que inicialmente habían tomado una postura de no-conflicto entre ciencia y religión habían modificado sus ideas, pasando a creer que entre ambas sí había conflicto.

En definitiva, el estudio reveló que cuanto más avanzaba el nivel educativo, menor conflicto percibían los estudiantes entre religión y ciencia.

Fuente: Christian Post