nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

“La Sábana Santa es auténtica”, aseguran científicos italianos

El tono exacto, la textura y la profundidad de las huellas en la tela sólo se podrían producir con la ayuda de rayos láser ultravioleta, una tecnología que claramente no estaba disponible en la época medieval.

  • Estudios    
  • 22 dic 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Científicos italianos, han realizado una serie de experimentos avanzados que, según ellos, muestran que las marcas de la Sábana Santa o Sudario de Turín, supuestamente dejados por el cuerpo de Cristo, no podría haber sido falsificada con la tecnología que estaba disponible en aquella época medieval, el diario The Telegraph de Inglaterra.

La investigación será un regalo de Navidad para los creyentes del sudario, sin embargo, los escépticos han planteado que desde hace mucho el sudario es una falsificación medieval, y las pruebas de radiocarbono realizadas por laboratorios de Oxford, Zúrich y Arizona en 1988 parecían respaldar la teoría y que datan entre 1260 a 1390.

Sin embargo, esas pruebas fueron a su vez disputadas sobre las bases que estaban sesgadas por la contaminación por fibras de tela que se utiliza para reparar la reliquia cuando fue dañado por un incendio en la Edad Media.

El nuevo estudio es la última pieza fascinante de un rompecabezas que ha desconcertado a los científicos durante siglos y ha generado toda una industria de investigación, libros y documentales.

“La imagen doble (frontal y posterior) de un hombre flagelado y crucificado, apenas visible en la tela de lino de la Sábana Santa de Turín, tiene muchas características físicas y químicas que son tan particulares que las manchas … es imposible de obtener en un laboratorio”, han concluido los expertos de la Agencia Nacional para las Nuevas Tecnologías, la Energía y el Desarrollo Económico Sostenible italiana (ENEA).

Los científicos identificaron los procesos físicos y químicos capaces de generar un color similar a la imagen de la Sábana Santa”. Llegaron a la conclusión de que el tono exacto, la textura y la profundidad de las huellas en la tela sólo se podrían producir con la ayuda de rayos láser ultravioleta, una tecnología que claramente no estaba disponible en la época medieval.

Así que llegaron a la conclusión de que la imagen icónica del hombre de la barba, debe haber sido creado por “alguna forma de energía electromagnética (como un destello de luz en la longitud de onda corta)”.

A pesar de que no llegó a ofrecer una explicación no-científica sobre ese fenómeno, sus resultados serán adoptados por aquellos que creen que las marcas de la Sábana Santa fueron creadas milagrosamente en el momento de la resurrección de Cristo.

“No estamos al final, estamos componiendo las fascinantes piezas de un rompecabezas científico y complejo”, escribió el equipo en su informe.

El profesor Paolo Di Lazzaro, jefe del equipo, dijo: “Esperamos que nuestros resultados pueden abrir un debate filosófico y teológico, pero vamos a salir de las conclusiones de los expertos, y en última instancia a la conciencia de los individuos”.
La conclusión es que las marcas no fueron hechas por pinturas, pigmentos o tintes y que la imagen no era “el producto de un artista”, pero al mismo tiempo no pudieron ser explicados por la ciencia moderna.

“No hay métodos químicos o físicos conocidos que pueden dar cuenta de la totalidad de la imagen, ni ninguna combinación de circunstancias físicas, químicas, biológicas o médicas para explicar la imagen adecuada”.

El equipo de EE.UU. que ayuda esta investigación que incluía a físicos nucleares, químicos térmicos, biofísicos y patólogos forenses – concluyó: “La imagen es un misterio.” Uno de los mayores objetos de veneración del cristianismo, la cubierta parece mostrar la huella de un hombre con el pelo largo y barba, cuyo cuerpo tiene heridas consistentes de haber sido crucificado.