nav
Miércoles 07 de Diciembre de 2016

La religión no fomenta la cooperación con las personas, según un estudio

Para las personas religiosas le es más fácil ser caritativos y generosos con aquellos que comparten sus creencias, no así con las personas que son ateas o son de otra religión, asegura el estudio.

  • Estudios    
  • 30 abr 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

La mayoría de las personas religiosas tienden a cooperar o ser generosas pero sólo cuando se trata de aquellos que comparten su fe ya que se mantiene una indiferencia cuando la persona tiene una creencia contraria.

Este fue uno de los principales resultados de un estudio publicado por la Escuela de Negocios de la Universidad de Nottingham, Inglaterra, que investigó el papel de la religión en la vida pública. Parte de la investigación fue financiada por el gobierno británico, que ve cada vez más la pluralidad religiosa en la población.

Un equipo de especialistas que realizaron el estudio entrevistaron a un grupo con diferentes tradiciones religiosas. También participaron en una serie de simulaciones que implican dar dinero y compartir con los demás participantes.

Había voluntarios cristianos, hindúes, musulmanes, budistas y no religiosos. Cada uno recibió una cantidad de dinero y tuvo que interactuar con los demás. En un momento dado, a cada participante se le pidió donar dinero o parte del mismo a otra persona. Ellos podrían simplemente dar o no optar por donar.

Después de un rato, se dieron cuenta de que había poca diferencia en la cooperación financiera y la generosidad entre las mismas religiones.

Sin embargo, al saber que la otra persona compartía la misma religión, se mostró claramente ser más confiado y generoso. La diferencia fue casi tres veces mayor que la “negociación” entre cristianos con cristianos o con musulmanes.

Una de las conclusiones de los investigadores es: “mientras la religión es sin duda importante para el desarrollo individual, la cultura y la percepción política y social esta ejerce una poderosa influencia sobre las interacciones con otros individuos. En cuanto al fondo, parece que los valores religiosos tienen poco impacto en el comportamiento social individual. La economía experimental ha hecho una importante contribución para asegurar este tipo de realización y el estudio científico de la religión en general”.

El Dr. Robert Hoffmann, profesor de Economía de la Universidad y co-autor del estudio, dijo: “La caridad inherente en muchos artículos de fe puede tener algún impacto en el comportamiento cotidiano. Sin embargo, no encontramos evidencia de esto examinando lo que ocurre cuando las personas religiosas conscientemente interactúan con aquellos que tienen una fe diferente o simplemente no tienen fe… De repente, su religión comenzó a justificar sus acciones. Esto lleva a la conclusión preocupante que, en general, la religión no parece afectar a la forma de relacionarse entre sí”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Telegraph