nav
Viernes 09 de Diciembre de 2016

Mapa religioso brasileño sufrirá grandes cambios en el futuro, predice científico social

“En los próximos años, el mapa religioso brasileño será sometido a profundos cambios, no sólo a causa de una posible reanudación de la hegemonía católica en el país, sino también por el crecimiento de los grupos religiosos de origen norteamericano y asiático”, dijo el científico social e investigador, Johnny Bernardo.

  • Estudios    
  • 26 sep 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Tres tendencias podrían ocurrir en el mapa religioso de Brasil: El protestantismo histórico será liberal, el pentecostalismo conservador y catolicismo romano deberá ser fortalecido en los próximos años, pero con una característica predominantemente ecuménica y la reanudación de las Comunidades Eclesiales de Base.

Esta es la perspectiva del científico social e investigador, Johnny Bernardo, del Centro Apologético de Investigación y Enseñanza Cristiana y escritor del periódico Christian Post y Gnotícias.

El análisis presentado en el diario Nosso Tempo, Bernardo, habla sobre el crecimiento históricos de los evangélicos a partir de los años 50 del siglo, la inversión en medios de comunicación masiva, las cruzadas evangelísticas y la llegada del pentecostalismo de costumbres liberales.

Al comparar los primeros años de la segunda mitad del siglo XX, Bernardo, detecta numerosas diferencias en las iglesias evangélicas, en comparación con las actuales, que pasan por el sistema litúrgico y el uso de costumbres.

“Por lo tanto, uno debe desarrollar en los próximos años, una importante diferenciación entre los protestantes históricos y pentecostales.

Una tendencia es que el protestantismo histórico es cada vez más liberal, abierto a las nuevas tendencias y debates de la sociedad, a diferencia del pentecostalismo, que se caracteriza por ser un movimiento conservador, tradicionalista y fundamentalista”, dijo.

Los primeros 25 años del siglo XX, el protestantismo histórico se conoció como un movimiento histórico extremadamente conservador y fundamentalista, resalta el científico.

Para Bernardo, “la Iglesia solamente será relevante en la medida que aprenden a dialogar con diversos sectores de la sociedad, compartir sus problemas y frustraciones”. Señaló que en las últimas décadas las iglesias evangélicas brasileñas se han caracterizado por ser una denominación de templos, liturgias, reuniones sin fin, en lugar de hacerse presente en la sociedad”.

En los próximos años, el mapa religioso brasileño será sometido a profundos cambios, no sólo a causa de una posible reanudación de la hegemonía católica en el país, sino también por el crecimiento de los grupos religiosos de origen norteamericano y asiático.

“Brasil, así como los Estados Unidos, Japón y Rusia serán los futuros graneros mundiales de las religiones al mismo tiempo que el radicalismo islámico, el ateísmo, el homosexualismo y la anarquía encontrarán más espacio”, vaticinó Bernardo.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de ALC