nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Los pastores son menos confiables hoy en día, revela un estudio

El teólogo Thom Rainer, columnista de la revista Charisma, destacó 11 posibles razones de porque han perdido credibilidad los pastores:

  • Estudios    
  • 3 feb 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una minoría de pastores mal intencionados y con pésima teología ha influido en la forma de cómo la gente ve a los líderes evangélicos en general. Aunque la mayoría de los pastores sirven a sus congregaciones de una manera que honra a Dios y hacen una diferencia en la comunidad, hay varias razones por las que la gente confía cada vez menos en ellos.

Un estudio recientemente publicado por el Instituto de Investigación Pew, encontró que sólo el 37% de las personas tiene una opinión favorable de los pastores.

Aunque los datos se refieren a la realidad estadounidense, muchos aspectos se pueden ver en la realidad con otros países.

El teólogo Thom Rainer, columnista de la revista Charisma, destacó 11 posibles razones de porque han perdido credibilidad los pastores:

1. Las fallas morales de una minoría de pastores: Ha recibido una amplia cobertura mediática, lo que lleva a la gente a generalizar. Las historias que involucran abuso sexual sin duda son expuestas en los medios de comunicación. Puesto que estos casos siempre llaman la atención del público en general, mucha gente empieza a generalizar, en la creencia de que tal comportamiento es normativo de todos los pastores.

Lo mismo ocurre con los escándalos financieros.

2. Nuestra cultura ha marginado la fe cristiana: Cada vez más, parece que los líderes cristianos son vistos de forma negativa, como el cristianismo en general.

3. El tiempo para pastorear la misma iglesia ha caído significativamente en las últimas décadas: El promedio de que un líder pastoree una misma congregación está disminuyendo y la tendencia es que siga bajando. Hay casos en que los pastores apenan logran estar al frente de una iglesia tan solo por unos meses. La confianza es algo que se construye durante varios años. Esto afecta la forma en que el líder es visto por los fieles.

4. Algunos miembros se creen “dueños de la iglesia”: Cuando ven la congregación local como un lugar que sirve para satisfacer sus necesidades y deseos personales, y al no ser satisfechos, el pastor siempre tiene la culpa y luego estos se ven frustrados. Esto interrumpe el progreso de la obra en su conjunto.

5. Las redes sociales fomentan la crítica sin responsabilidad: El uso constante de las redes sociales ha generado algunos (malos) hábitos. Uno de ellos es el distanciamiento de los problemas. Por lo tanto, las críticas en la vida real terminan siendo realizadas sin tener en cuenta sus consecuencias.

6. Algunos pastores tienen un déficit de ética en el trabajo: Mientras muchos pastores se dedican a 24 horas de trabajo pastoral, los que son perezosos tienen poca influencia y responsabilidad por lo que las personas generalizan que todos los pastores son perezosos.

7. Los pastores son a menudo los “chivos expiatorios”: En entornos temen los cambios.Todo el mundo sabe que el mundo está cambiando rápidamente. Muchos miembros quieren que sus iglesias se mantengan siempre iguales. Como esto no es posible, el pastor a menudo termina siendo culpado de causar malestar al realizar cambios en la iglesia.

8. El cinismo es más difundido en nuestra sociedad: Las razones de este hecho son muchas. Pero las congregaciones y sus líderes no son inmunes a este cinismo generalizado y extendido en la sociedad que parece estar creciendo.

9. Las principales áreas en que los pastores fracasan son: El liderazgo e inteligencia emocional.Aunque los pastores de las iglesias tradicionales se preparan teológicamente bien, la mayoría no recibe mucho entrenamiento para desarrollar un buen liderazgo y la capacidad de desarrollar relaciones interpersonales significativas. Por otro lado, las iglesias no valoran la formación pastoral y terminan generando la expectativa de que un pastor tiene una visión “empresarial”.

10. Hay grandes expectativas actualmente para los pastores que son líderes competentes y dinámicos: Siguiendo la lógica del punto anterior, algunos pastores simplemente no tienen la preparación para ser líderes de una iglesia. La expectativa es que, en esencia, es que se vuelvan un administrador o un animador de auditorio.

11. Iglesias más tradicionales se están cerrando: Se estima que aproximadamente 100.000 iglesias en los EE.UU. están actualmente muriendo. Muchos cerrarán sus puertas en los próximos años. Algunas denominaciones más tradicionales han cerrado templos y ahora están en problemas.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Charisma News