nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

El analfabetismo bíblico ha llegado a un punto crítico en los EE.UU., afirma experto en Biblia

“Lo memorizábamos, meditábamos en él, hablábamos de ello y lo enseñábamos unos con otros. Ahora nosotros no hacemos eso, y en un sentido muy real, nosotros nos estamos matando de hambre”, Kenneth Berding .

  • Estudios    
  • 20 jun 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Durante los últimos 15 años que Kenneth Berding ha enseñado sobre el Nuevo Testamento, él admite que sus alumnos siempre tienen poco conocimiento de la Biblia. Pero hoy en día, el analfabetismo bíblico ha llegado a un punto crítico, lamenta Berding.

“Toda investigación indica que la aptitud bíblica en Estados Unidos está en un mínimo histórico”, asegura Berding, profesor de Nuevo Testamento en la Escuela de Teología Talbot de Biola.

“Mi propia experiencia con alumnos de la facultad de teología en los últimos 15 años, me hace qué pensar, los estudiantes de hace 15 años sabían poco de la Biblia para tenerlos en mis clases, los estudiantes de hoy casi no saben nada”.

En un artículo titulado: “La Crisis de la Ignorancia Bíblica y lo que Podemos Hacer al Respecto”, publicado por la revista de la Universidad de Biola, Berding describe el problema como si se tratara de una sequía. Y no es que sea demasiado alarmista, afirma.

“Los cristianos solían ser conocidos como ‘el pueblo de un solo libro’. “Lo memorizábamos, meditábamos en él, hablábamos de ello y lo enseñábamos unos con otros”, escribió.

“Ahora nosotros no hacemos eso, y en un sentido muy real, nosotros nos estamos matando de hambre”.

“Si le parece o le suena alarmista, no estoy solo. En estos tiempos, muchos de nosotros ni siquiera sabemos los hechos básicos acerca de la Biblia”.

De acuerdo con el informe 2014 “El Estado de la Biblia”, elaborado por el Grupo Barna, en conjunto con la Sociedad Bíblica Americana, la mayoría de los estadounidenses (81 por ciento) dijo que los adultos se consideran altamente con poco conocimiento o conocimiento moderado acerca de la Biblia. Sin embargo, menos de la mitad (43 por ciento) fueron capaces de nombrar los primeros cinco libros de la Biblia. Las estadísticas son similares al anterior informe de 2013, que también puso de manifiesto que sólo la mitad sabía que Juan El Bautista no era uno de los 12 apóstoles.

Lo que está contribuyendo a la disminución del conocimiento bíblico es cómo los estadounidenses ven la Biblia, dice Berding.

“Muchos estadounidenses no creen en la autoridad de la Biblia, es decir, que no consideran lo que la Biblia dice acerca de sus vidas”, lamenta. “Puede que incluso piensan que la Biblia es importante en una forma genérica, pero esto está muy lejos de creer que Dios comunicó su voluntad a través de este libro y por lo tanto están comprometiendo sus acciones”.

Este estudio de la Biblia 2014, encontró que la mayoría de la gente tiene una Biblia, poco más de un tercio (37 por ciento). Los estadounidenses leen el libro sagrado una vez a la semana o más. Más de una cuarta parte (26 por ciento) de los estadounidenses nunca han leído la Biblia.

“La Biblia es fundamental para la vida cristiana, la muerte y resurrección de Jesucristo es la solución para los pecadores necesitados. Así que cuando los cristianos no les interesa o sólo ligeramente se involucran con la Palabra de Dios, están pecando”, dijo Berding sin rodeos.

“Santiago, el medio hermano de Jesús y líder de la iglesia en Jerusalén en el primer siglo, lo expresó de esta manera “El que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado”(Santiago 4:17). “Dejar de leer el libro más preciado de todos los libros, es hacer a un lado la revelación de Dios y no leer la Biblia es pecado”.

Otras razones que contribuyen al analfabetismo bíblico son: la autosuficiencia (no creo que debe haber una autoridad sobre mí); distracciones como las redes sociales, mensajes de texto, y el entretenimiento; el exceso de confianza injustificada (en el sentido de que creemos que sabemos mucho acerca de la Biblia, a medida que vamos a la iglesia); y el afán como el estar “demasiados ocupados”.

Berding teme que, si bien el movimiento cristiano en EE.UU. puede parecer fuerte, especialmente para alguien en el extranjero, su fundación se está desmoronando, en gran parte debido a la falta de compromiso y sumisión a la Biblia.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post