“Los jóvenes evangélicos son más liberales”, revela un estudio

La investigación indica que los jóvenes evangélicos serán menos conservadores.

  • Estudios    
  • 16 sep 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHRISTIAN POST.- En un análisis de redes sociales más selectivo para las nuevas generaciones, se observó que los jóvenes blancos y evangélicos son más propensos a distanciarse de los evangélicos más viejos en cuestiones culturales, mientras que los jóvenes evangélicos de las redes sociales son propensos a tener más visiones similares a creyentes experimentados.

En otras palabras, cuanto más estos jóvenes evangélicos se sumergieron en la denominada “subcultura evangélica” y en cuanto menos interactuaron con los no creyentes, más ellos se inclinaron a demostrar actitudes diferentes con sus compañeros de mayor edad.

Esta fue la principal conclusión de la investigación llevada a cabo por el Instituto de Investigación de Religión Pública (en Inglés, PRRI), una organización de investigación liberal, no partidaria que estudia la relación entre la religión y la vida pública, y que se presentó la investigación en la reunión anual de la Asociación Americana de Ciencias Políticas, el 30 de agosto, “Sembrando las semillas de la discordia: Fuentes de la división entre los evangélicos blancos”, escrito por Juhem Navarro-Rivera.

Navarro-Rivera es investigadora y asociada del PRRI, y desarrolló el estudio en conjunto con Daniel Cox, Director de Investigación del PRRI, Robert P.

Jones, CEO del PRRI, y Paul Djupe, profesor un estudioso asociado de Ciencias Políticas en la Universidad de Denison.

Para el estudio de las redes sociales de los evangélicos, la encuesta PRRI preguntó a los encuestados sobre siete “personas con las que discute asuntos importantes”. Dentro del análisis, los autores sostuvieron que los evangélicos con una mayor exposición a la subcultura evangélica están reaccionando negativamente a esta subcultura.

“Por eso reunimos algunas pruebas de que es sugerente sobre por qué los evangélicos jóvenes serán diferentes de sus antecesores, están reaccionando negativamente a la subcultura política conflictiva de sus padres”, dijeron.

Los autores admiten que las diferencias que encontraron son pequeñas y poco probable para hacer una diferencia en cualquier elección en un futuro próximo, pero sugieren que estas diferencias podían importar a largo plazo, a medida que cambian las redes sociales de los evangélicos.

“Sin embargo mientras los evangélicos jóvenes crecen, cambian, y comienzan a ejercer mayor discreción en sus relaciones sociales, sus opciones políticas pueden crecer para corresponder a sus orientaciones políticas. Dicho de otra manera, un movimiento político, sin duda no puede mantenerse principalmente por la presión social”, afirmaron.