nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

El 50% de pastores en EEUU creen que el futuro de las iglesias será sólo en línea

La más reciente investigación de Barna examina la influencia de Internet en el trabajo eclesiástico. El último análisis de este tipo fue realizado por el Instituto en el año 2000.

  • Estudios    
  • 23 feb 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Con regularidad el Instituto Barna lleva a cabo investigaciones sobre las tendencias en las iglesias americanas. En general sirven para indicar la dirección que muchos seguirán en todo el mundo.

La más reciente investigación de Barna examina la influencia de Internet en el trabajo eclesiástico. El último análisis de este tipo fue realizado por el Instituto en el año 2000.

Hoy en día, aproximadamente 1 de cada 7 pastores (13%) dicen que mientras el Internet está siendo utilizado para “difundir herejías espirituales y distorsionar el cristianismo” tiene el potencial de “difundir el cristianismo auténtico”.

En comparación, el 17% dijo lo mismo en 2000.

Cincuenta y cinco por ciento de los pastores creen que las iglesias necesitan tener un sitio web y una presencia significativa en Internet para mantener su eficacia. En 2000, sólo 1 de cada 4 (26%) sentían lo mismo.

Poco más de la mitad de los pastores (54%) cree que la presencia en Internet es significativa (material disponible, textos, mp3, videos, etc….) y una buena inversión que requiera su iglesia. En 2000, sólo 1 de cada 3 (31%) estaba de acuerdo con esto.

En estos quince años, el Internet ha influido mucho en la forma de comunicarse. Especialmente con la popularidad de las redes sociales y el surgimiento de los teléfonos inteligentes. Tal vez por eso el 47% de los pastores de hoy está de acuerdo en que la tendencia es el creciente número de personas que van a vivir su fe exclusivamente a través de Internet en la próxima década. Para el 11% es “inevitable” y sólo el 17% cree que no va a suceder en absoluto (eran 26% en 2000).

¿Es eso un problema? Teológicamente no están de acuerdo 9 de cada 10 pastores. El ochenta y siete por ciento dijo al Grupo Barna, que es “teológicamente aceptable” buscar “asistencia de fe” o “tener experiencias religiosas” en línea. Casi 4 de cada 10 pastores (39%) dicen que ellos mismos ya lo hacen hasta cierto punto.

En el año 2000 la mayoría (78%) no creía que las experiencias religiosas en línea eran teológicamente aceptables, y sólo el 15% dijeron que usaban la Internet para su propia edificación.

Entre otros hallazgos de Barna se enfatiza que el uso de las computadoras es esencial. Sólo el 4% de los pastores no lo cree. En 2000, el rechazo fue del 17%. De este modo, las redes sociales se han convertido en una herramienta de trabajo para la mayoría de los pastores.

Más de la mitad dicen que sus iglesias (57%) utilizan activamente Facebook, mientras que un 21% hace uso de Twitter. Individualmente, dos tercios de los pastores (66%) informan que tienen un perfil en Facebook, mientras que casi una cuarta parte dijo que usan Twitter o tienen un blog personal (23% y 22%, respectivamente).

El objetivo principal es mantener las relaciones (80% frente al 64% en 2000). También admiten el uso de Internet para “experiencias religiosas” (39% frente a 15% en 2000) y la evangelización (26% frente al 9% en 2000).

Roxanne Stone, vicepresidente del Grupo Barna cree que la popularidad de los videos y los mp3 compartidos dan un fácil acceso a todo tipo de iglesias y sermones. Esto ha influido más en los cristianos de lo que se puede calcular.

“Los pastores y líderes de iglesias se dan cuenta cada vez más que la cantidad de su verdadero ministerio ahora ocurre en línea… Por otra parte, la mayoría de los líderes saben conocen el número de visitantes a través de Internet. Podcasts, redes sociales, blogs, preguntas y debates sobre los sermones e incluso solicitudes de oración comunitaria. No importa el tamaño de la iglesia, la Internet se ha convertido y seguirá siendo una herramienta vital para la difusión del Evangelio e incluso en la formación espiritual “, dijo.

Sin embargo, ella cree que la mayoría de los pastores no acepta fácilmente que Internet podría sustituir a la iglesia local como una forma de comunión espiritual o el crecimiento de las personas.