nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Gran Bretaña ya no es cristiana, afirma comisión de religión

La conclusión fue escrita en un informe después de dos años de estudio donde los líderes de las diferentes religiones fueron llamados a participar.

  • Estudios    
  • 13 ene 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

REINO UNIDO.- La Comisión de Religión y Creencia en la Vida Pública de Gran Bretaña encontró que el país no es más cristiano y que, por lo tanto, no debe ser influenciado por la Iglesia Anglicana.

La conclusión fue escrita en un informe después de dos años de estudio donde los líderes de las diferentes religiones fueron llamados a participar. La comisión fue presidida por la ex jueza, la baronesa Butler-Sloss que propone un “nuevo acuerdo” para la religión en el Reino Unido.

Las cifras que se presentaron indican que sólo una quinta parte de la población se compone de anglicanos, en 1983 esta cifra fue de 40% de la población.

La idea presentada por el grupo es dar voz a los grupos no religiosos y los no cristianos que son un número mucho más grande en el país, gracias al crecimiento del Islam y el secularismo.

El informe sugiere una serie de cambios, empezando por reducir el número de obispos de la Iglesia de Inglaterra en la Cámara de Lordes, y ofrecerle espacio a los imanes, rabinos y representantes de otras religiones, incluyendo pastores evangélicos.

También piden la presencia de representantes de otras religiones con servicio de corazón para el próximo monarca.

Otra propuesta se refiere a la educación, lo que sugiere que las escuelas no estén a cargo de religiosos y no que haya más culto en los centros educativos.

Todas las propuestas tienen como objetivo “descristianizar” a Gran Bretaña para que corresponda con la realidad del país cada vez más lejos de sus raíces cristianas.

Según el diario británico Telegraph, la Iglesia Anglicana no aprobó el informe y declaró que este documento es una “pérdida triste” y que la comisión “ha caído en el cautiverio del racionalismo liberal”.

El estudio de la controversia por la Comisión de Religión y Creencia en la Vida Pública, también se hizo por las figuras que están detrás de ella, como el ex arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, el ex presidente del Tribunal Supremo Lord Woolf, el ex secretario General del Consejo Musulmán de Gran Bretaña, Sir Iaqbal Sacranie y otros.

“El informe está dominado por la antigua visión de que la religión tradicional está en declive y que la no adhesión a una religión es lo mismo que el humanismo o el laicismo”, dijo una portavoz de la Iglesia de Inglaterra.

De acuerdo a una fuente no identificada conectada por el diario británico, el Secretario de Educación, Nicky Morgan, consideró “ridículas” las recomendaciones del informe que se relacionan con la enseñanza.

“Nicky es uno de los más grandes campeones de las escuelas religiosas y quien piensa que va a prestar atención a estas recomendaciones ridículas, está extremadamente equivocado”.