nav
Miércoles 07 de Diciembre de 2016

Solo un cuarto de chilenos considera importante la religión en su vida

Cabe destacar que en este mismo estudio del centro de datos norteamericano, los resultados indican que mientras más desarrollado y poderoso económicamente es un país, más desapego tiene hacia la religión (con Estados Unidos como principal excepción).

  • Estudios    
  • 4 ene 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHILE.- De acuerdo al estudio de comportamiento global en 2015 del Pew Research, solo un 27% de los chilenos ubica como uno de los aspectos más importantes de su vida la religión.En ese sentido, Chile se halla entre el grupo de países donde hay más escepticismo, como algunas naciones de la Unión Europea, Rusia y las tres potencias asiáticas.

Cabe destacar que en este mismo estudio del centro de datos norteamericano, los resultados indican que mientras más desarrollado y poderoso económicamente es un país, más desapego tiene hacia la religión (con Estados Unidos como principal excepción).

Este estudio concuerda con una realizado en el 2006 donde los afirmaban creer en Dios “pero no en las instituciones religiosas”, según aseguraba MORI, en la presentación de la tercera versión del Estudio Mundial de Valores Chile 2006 sobre la religión y la familia, una encuesta que se aplicó en 80 países.

El sondeo, cuya primera medición en Chile fue en el año 1990 con la llegada de la democracia, estableció que un 63% de los encuestados se declaraba religioso, una cifra baja en comparación al primer estudio cuando un 77% se definía practicante.

En esa ocasión el rol de la iglesia también fue duramente criticado por los encuestados. Un 56% de las personas deseaba que la institución eclesiástica se involucrara menos en la vida política y social del país y sólo un 43% creía que la iglesia daba respuestas a los problemas sociales.

Según el sondeo del 2006, Chile adoptó los valores de las sociedades desarrolladas, evolucionando de una manera progresista, donde factores como el materialismo y la secularización siguen transformando a los chilenos.