Estadounidenses oran menos y están volviéndose menos religiosos

Twenge descubrió en su investigación que el porcentaje de estadounidenses que oran alcanzó su punto más bajo en 2014.

  • Estudios    
  • 24 mar 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Un nuevo estudio ha encontrado que los estadounidenses son menos religiosos y están orando menos de lo que solían.

San Diego State University NewsCenter informa sobre los resultados de un nuevo estudio realizado por el profesor de psicología de la Universidad Estatal de San Diego Jean M. Twenge.

Twenge descubrió en su investigación que el porcentaje de estadounidenses que oran alcanzó su punto más bajo en 2014.

Twenge colaboró en el estudio con Ryne Sherman de la Universidad de Florida Atlantic y Julie J Exline y Joshua B.

Grubbs de Case Western Reserve University. Los investigadores analizaron los datos de 58,893 encuestados.

Los resultados del estudio revelaron que, en 2014, cinco veces más de estadounidenses reportaron que nunca oraron, en comparación con la década de 1980. Además, en 2014, casi el doble del número dijo que no creen en Dios en comparación con la década de 1980.

La investigación también reveló que los estadounidenses son en general menos religiosos, asisten menos a los servicios religiosos, creen menos en la inspiración divina de la Biblia, y que se describen a sí mismos como menos religiosos.

Estas tendencias se observaron más prominentemente en edades entre los 18 a 29 años.

“La mayoría de los estudios anteriores llegaron a la conclusión de que un menor número de estadounidenses no estaban afiliándose en un solo camino privado, sino que los americanos eran tan religiosos en formas particulares. Pero eso ya no es el caso, sobre todo en los últimos años”, dijo Twenge, que es también el autor del libro, Generation Me.

“Los grandes descensos en la práctica religiosa entre los adultos jóvenes son también más evidentes que los mileniales son la generación menos religiosa en la memoria, y posiblemente en la historia de Estados Unidos”.

Sorprendentemente, aunque la investigación encontró que los estadounidenses son cada vez menos religiosos, también encontró que más están creyendo en una vida futura.

Twenge dijo que esta creencia “podría ser parte de una creciente mentalidad de derechos – pensar que se puede obtener algo por nada”.

Original