Menos de la mitad de cristianos no leen la Biblia

Según Harrell, el estudio de los últimos seis años sobre la lectura de la Biblia también mostró que sólo el 38% de los estadounidenses se considera amigable hacia la Biblia.

  • Estudios    
  • 9 nov 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- A pesar de su envidiable récord, la Biblia como el libro más impreso y vendido en el mundo durante las últimas cinco décadas, menos de la mitad de los cristianos practicantes de EE.UU. invierten menos tiempo en la lectura del libro sagrado, de acuerdo con la American Bible Society.

En una presentación en la conferencia ‘Día del Movimiento de las Ciudades Globales’ en el Centro Jacob Javits, en Nueva York el miércoles, el director del Proyecto de Encendido en la American Bible Society, Samuel Harrell obtuvo evidencias de una evaluación de seis años del estado de la Biblia, realizada por el Grupo Barna, que muestra que sólo el 18% de la población estadounidense de edad de 18 años lee la Biblia.

Cristianos practicantes de este grupo, tienen sólo el 37% de contacto con la Biblia.

“Hemos tenido el honor de caminar durante varios años con el Grupo Barna y estudiar la situación de la Biblia en América. Yo conozco y siento el cambio en los vientos y las tendencias que nos están afectando”, dijo Harrell.

En “Eat This Book” (“Come este libro”), escritor Eugene Peterson describe el compromiso con las Escrituras como un proceso relacional.

“Lo que quiero subrayar es que la escritura espiritual – escrita e inspirada por el Espíritu – requiere una lectura espiritual, una lectura de honrar la palabra como santa, palabras como un instrumento básico para la formación de una intrincada red de relaciones entre Dios y el hombre, de todas las cosas, visibles e invisibles”, escribe.

Y en su libro, “El fuego de la Palabra”, de Chris Webb, está de acuerdo con la visión de Peterson.

“Cuando abrimos la Biblia, ella nos dice: Escucha: ¡Dios está ahí! ¡La voz de los susurros del Espíritu a través de cada línea! Estoy aquí”, dijo el escritor sobre la lectura de la Biblia.

Fergus Macdonald, del Centro Taylor para la participación de la Escritura: “Es el Espíritu Santo que permite que el texto hable por sí mismo, cuando el texto habla es la voz de Dios que se escucha al Padre y es Jesucristo, que a través del texto hace un reclamo único para los lectores y oyentes”.

Estadística

Según Harrell, el estudio de los últimos seis años sobre la lectura de la Biblia también mostró que sólo el 38% de los estadounidenses se considera amigable hacia la Biblia. Entre los que dijeron que leen la Biblia, el 14% son hombres y el 22% son mujeres. Dividido por la edad, los jóvenes de la ‘Generación Y’ están menos involucrados con su Biblia, lo que representa sólo el 12% de lectores de la Biblia, mientras que los adultos mayores, el grupo de edad mayor, registró el 26%.

Cuando se trata de comprometerse con la Biblia, por raza, los afroamericanos lideran el grupo con 29%, seguido de los blancos con 17% y 15% de latinos.

Entre el 38% de los estadounidenses que se consideran amigables con la Biblia, hombres y mujeres expresan una cantidad casi igual de simpatía por 37 y 39 por ciento, respectivamente. Entre el grupo de amigos de la Biblia, el 38 por ciento se identificó como la generación del milenio, 46 por ciento como negro, 46 por ciento como hispanos, mientras que el 36 por ciento se identificó como blanco.

Un total de 62% de los estadounidenses dijo que quieren leer más la Biblia, de acuerdo con Harrell, hay retos para esto, sobre todo cuando se trata de la generación Y.