Crean una red social para muertos en Israel

La idea ya generó toda una polémica porque ofrece fotografías de cementerios e invita a los internautas a compartir la foto de la tumba de su ser querido.

  • Internet    
  • 19 nov 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una nueva red social ha nacido solo que esta no está destinada para los vivos sino para los muertos. El propósito es que está destinada para aquellos que guardan diferentes recuerdos sobre un difunto, pero por una razón u otra no puede visitarlo en el cementerio, según publica el diario Haaretz de Israel.

Sin embargo, la idea ya generó toda una polémica porque ofrece fotografías de cementerios e invita a los internautas a compartir la foto de la tumba de su ser querido.

La nueva red social se llama: “Neshamá” y es “una especie de red social para los muertos, o para sus familiares. Aquí se puede compartir no solamente fotos, sino que también recuerdos, historias, canciones, elogios, presentaciones o videos para recordar a sus seres queridos y dar acceso a cualquier persona que desee conocer quién era, “conectando el mundo virtual y el mundo real poniendo un enlace a la tumba”, reveló su creadora Shelly Furman Asa.

“Neshamá aspira a convertirse en un paraíso de confort: un lugar de encuentro virtual para las personas para compartir recuerdos y pensamientos, subir imágenes exclusivas de los momentos especiales, velas virtuales de luz en la memoria del difunto, contar historias, escribir poesía o expresar sus sentimientos en cualquier otra manera, al honrar a sus seres queridos con una memoria virtual que permanecerá para siempre”, explican en el sitio web.

Ya han sido registradas más de 120.000 tumbas en Neshamá. Furman Asa, espera que esta red social tenga internacional, por ello insta a los internautas a utilizar el motor de búsqueda para localizar la página del ser querido, añadir el contenido o dedicatoria.

“Continuamos fotografiando y subiendo cementerios. Muchas personas quieren saber cuándo vamos a subir los cementerios de sus familiares. Todavía no hemos empezado con la publicidad, pero la gente ya está enviando solicitudes”, informa la autora del proyecto, que lo desarrolló junto a su familia.

Fuente: Diario Uno y El Cívico