Científicos afirman que Dios produjo el Big Bang

Si se confirma, el descubrimiento, los astrofísicos podrían ganar el Premio Nobel, ya que sería necesario apoyar la teoría de que el universo tuvo un comienzo.

  • Creación/Evolución    
  • 21 mar 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

La ciencia y la religión han mantenido un antiguo debate casi interminable sobre la creación del universo, pero esta semana el conflicto entre el creacionismo y el Big Bang, podría haber ganado un importante capítulo.

El Profesor Nathan Aviezer, de la Universidad Bar Ilan de Israel, dijo que la ciencia y religión puede vivir juntas y en armonía.

Tras el lanzamiento de su libro “En el principio” [In the Beginning], dijo que los científicos están buscando desde hace décadas las ondas producidas por la gravedad, pero esto ha sido una hazaña difícil.

Después de todo, la gravedad es un billón de billones de veces más débil que las fuerzas eléctricas que también producen ondas.

Sin embargo, el argumenta que “si había un enorme cambio gravitacional, entonces tal vez con algún equipo más sensible, usted podría detectarlas”. Para él, el Big Bang, causó este cambio “así que no hay esperanza de que tal vez usted pudiese ver las ondas causadas por el Big Bang”. Aquí es donde la historia viene desde el primer versículo del Génesis, donde se muestra que Dios creó el cielo y la tierra.

Aunque todos los científicos también utilizan un momento inicial para establecer el surgimiento del universo, ellos no necesariamente lo atribuyen a Dios, prefiriendo argumentar que ocurrió de forma espontánea.

En esta disputa sobre el principio, los científicos apuestan por la explosión conocida como Big Bang, mientras que judíos y cristianos afirman que fue el momento cuando Dios dijo : “Sea la luz”.

“La creación de la luz era esencialmente la creación del universo”, dice Aviezer. “Cada palabra escrita en la Torá [Antiguo Testamento] se ajusta a los últimos descubrimientos científicos. Ellos están en exacta armonía con las palabras de la Torá”.

El renombrado rabino, Benny Lau, coincide en que la teoría científica es compatible con la historia judía que se revela en el libro de Bereshit [Génesis]. Para él, el concepto de tiempo en la Biblia no son los mismos que los que usamos ahora, porque “un día” bien puede ser el mismo que un millón de años. Aun así, para Lau, los últimos descubrimientos científicos no alteran la comprensión judía de cómo empezó todo.

El debate es posterior al material publicado por el astrónomo John M Kovac, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian. Esta semana, un equipo de científicos estadounidenses del proyecto BICEP2, anunció que había encontrado los restos dejados por la “inflación cósmica”. Este es el nombre dado al crecimiento exponencial por el cual el universo pasó en su primer cuadrillonésima de segundo.

Utilizando un poderoso telescopio ubicados en el Polo Sur, ellos comprobaron la existencia de la “micro onda cósmica de fondo”, una radiación muy débil que impregna el universo. Tales ondas gravitacionales dejaron marcados el espacio en su “fase inflacionaria”. Las llamadas ondas gravitacionales funcionan en la cosmología como una especie de “eco” del Big Bang.

“Esto abre una ventana a un nuevo mundo de la física, de aquello que ocurrió en la primera fracción de segundo del universo”, dijo Kovac, quien lideró los equipos BICEP2 (Background Imaging of Cosmic Extragalactic Polarization 2).

Si se confirma, el descubrimiento, los astrofísicos podrían ganar el Premio Nobel, ya que sería necesario apoyar la teoría de que el universo tuvo un comienzo.

El escritor y educador judío, Izzy Greenberg, escribió al Jerusalem Post: “Cuando preguntamos sobre cómo fue creado el mundo, podríamos considerar el Big Bang -Gran Explosión-. Recuerde que el famoso rabino jefe de Israel Yitzhak Halevi Herzog Eizik, en 1957 escribió: “De acuerdo con una perspectiva científica, creemos que Dios creó billones de átomos, para establecer ciertas leyes naturales. Estos átomos más tarde se desarrollaron y evolucionaron de acuerdo con estas leyes. Por eso no es diferente el creer, de acuerdo el simple relato de Génesis, que Dios creó los cielos y la tierra, en el primer día… ” .

El profesor Aviezri S. Fraenkel, del Instituto Weizmann, expresó un sentimiento similar. Él sostiene que la teoría moderna de la cosmología y la religión judío, de hecho, puede ayudar a los demás y explicarles. Ellas no se anulan entre sí. “De hecho, las teorías modernas.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Jerusalem Post