“Dios no es suficiente para explicar la creación del universo”, cuestiona Stephen Hawking

Stephen Hawking habló ante una audiencia atea acerca de la creación del universo y cómo el Big Bang dio origen a la vida.

  • Creación/Evolución    
  • 30 sep 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

O GLOBO, Islas Canarias.- La creación del universo es uno de los temas que más divide la fe y la ciencia. Para los religiosos Dios es responsable del universo y todo lo que hay en él pero los científicos afirman que esta explicación no es válida, o “no es lo suficiente” como dijo el físico Stephen Hawking.

Hawking, asistió a una conferencia en el Festival Starmus en Tenerife, en las Islas Canarias y causó euforia entre el público cuando declaró su postura atea sobre el surgimiento del universo.

“Dios no es suficiente para explicar el surgimiento del universo”, dijo siendo aplaudido por todos los presentes. “¿Es necesario un creador para explicar cómo el universo comenzó? ¿O el estado inicial del universo está determinado por una ley de la ciencia?”, cuestionó.

Hawking dijo que la teoría del Big Bang es la mejor manera de explicar cómo surgió todo e hizo varias bromas chistes ligados a la religión para entretener a los asistentes.

Uno de esos chistes irónicos fue que conoce otra explicación sobre la aparición del universo, pero no habló por miedo al clero. “No me gusta la idea de que podría conseguir la Inquisición, como ocurrió con Galileo”, dijo.

En otro momento Hawking citó a San Agustín cuando cuestionó lo que Dios estaba haciendo antes de crear el universo. Para el físico Dios “estaba preparando el infierno para los que hacen tales preguntas”.

Hawking también habló sobre el descubrimiento de las señales de fondo de microondas, lo que sería el eco del Big Bang, lo que puede indicar que el universo no ha existido siempre. El físico también se refirió a la primera evidencia directa del Big Bang que fue descubierto en la Antártida y que se puede demostrar que el universo nació de una explosión cósmica, contrario a lo que dice la Biblia.