nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Dios no creó vida en otros planetas, demuestra astrónomo cristiano

El Dr. Hugh Ross explica que, entre los 3.547 planetas descubiertos hasta ahora, sólo la Tierra se encuentra en las denominadas “zonas habitables” del universo.

  • Creación/Evolución    
  • 28 nov 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- ¿Estamos solos en el universo o hay vida ahí afuera? Según el astrónomo cristiano Dr. Hugh Ross, este tipo de pregunta se puede entender mejor con otra pregunta: “¿Por qué estamos aquí?”.

Combinando su experiencia en la ciencia de la Universidad de Toronto y la teología en su papel de pastor, Ross cree que la Tierra es vista por Dios con singularidad. Por otra parte, señala que el universo se deriva de la historia bíblica de la creación, la caída y la redención de la humanidad.

“La historia y la composición del universo cumplen el propósito de Dios y hacen posible que los miles de millones de personas escuchen y respondan a la oferta de la redención de sus pecados y una relación segura y amorosa con Dios”, dijo Hugh Ross al sitio The Christian Post.

Ross señala que las personas que afirman que también existe “la vida física consciente” en el resto del universo se basa en cuatro supuestos falsos:

El agua es el único factor determinante para el establecimiento de una zona habitable en un planeta.

Cada estrella es un candidato para convertirse eventualmente en un planeta habitable.

El origen de la vida es un paso fácil naturalista.

El proceso natural de la evolución de un simple organismo unicelular, equivalente a los seres humanos, es inevitable, teniendo en cuenta el paso de varios miles de millones de años.

El astrónomo dice que ninguna de estas suposiciones es cierta. Ya que para que un planeta sea verdaderamente habitable, debe albergar simultáneamente elementos como el agua, la radiación ultravioleta, el proceso de fotosíntesis, el ozono, velocidad de rotación, oblicuidad, las mareas, la estratosfera y el campo eléctrico atmosférico.

De los 3.547 planetas descubiertos hasta ahora, Ross afirma que sólo uno se encuentra en las nueve áreas habitables conocidas: la Tierra. “Tenemos muchas razones para adorar y alabar a Dios por su creación”, dijo.