Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Martes 16 de Octubre de 2018

Evolucionistas retractan estudio clave sobre origen de la vida

“A medida que investigué varios modelos que combinaban el azar y la necesidad, noté una creciente sensación de inutilidad y frustración entre los científicos que trabajan en el origen de la vida”, escribió Meyer.

  • Creación/Evolución    
  • 26 dic 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Un científico secular que intentó explicar los orígenes de la vida ha hecho una admisión audaz que refuerza los argumentos contra la evolución darwiniana. Jack Szostak de la Universidad de Harvard publicó un artículo en 2016 en Nature Chemistry en el que afirmaba que él y sus colegas habían descubierto una forma de hacer que el ARN (ácido ribonucleico) se replicara.

Los evolucionistas darwinianos creen que el ARN, presente en todas las células vivas, fueron algunas de las primeras moléculas que se formaron en la Tierra y dieron origen a los seres vivos.

Pero para que eso suceda, el ARN habría tenido que reproducirse de alguna manera por sí mismo sin las enzimas necesarias no hubieran evolucionado. Szostak afirmó haber facilitado al autor la replicación del ARN en su laboratorio, pero a principios de este mes, dijo que uno de sus colegas, Tivoli Olsen, se dio cuenta de que habían malinterpretado los datos cuando no pudo reproducir los resultados del experimento original.

“En retrospectiva, estábamos totalmente cegados por nuestra creencia [en nuestros hallazgos]… no fuimos tan cuidadosos o rigurosos como deberíamos haber sido (y como Tivoli) al interpretar estos experimentos”, dijo Szostak a Retraction Watch.

En su libro de 2009 Signature in the Cell, Stephen Meyer, del Discovery Institute, notó la insuficiencia del uso del ARN para explicar cómo la vida apareció espontáneamente en la Tierra. Esa inadecuación sigue obstaculizando a los evolucionistas hoy.

“A medida que investigué varios modelos que combinaban el azar y la necesidad, noté una creciente sensación de inutilidad y frustración entre los científicos que trabajan en el origen de la vida”, escribió Meyer, haciendo referencia a algunos de los trabajos anteriores de Szostak sobre el tema.

Ann Gauger, una bióloga del desarrollo y autora del blog Evolution News & Science Today, elogió la integridad de Szostak y Olsen por haber presentado la retractación por su cuenta.

“Los científicos son humanos y desean ciertos resultados que se ajusten a creencias fuertemente arraigadas”, escribió Gauger. “Es absolutamente necesario que seamos nuestros críticos más severos, y verifiquemos y verifiquemos nuestras interpretaciones de datos. Esto se aplica a todos los puntos de vista sobre el espectro de orígenes”.

[ Fuente: Christian Headlines]