nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Profesora evangélica amenaza a sus alumnos con reprobar aquellos que no oran en su clase

•El Departamento de Justicia y Defensa de la Ciudadanía, abrió un procedimiento administrativo para investigar la conducta de Roseli en la escuela Santana, de porqué obliga a los estudiantes a orar.

  • Educación Pública    
  • 29 mar 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una profesora de historia, de confesión evangélica, amenazó a sus alumnos con ponerles cero aquellos alumnos que no oran en clase. Roseli Tadeu Tavares, es maestra de Santana, e imparte clases en la Escuela Antônio Caputo, en São Bernardo do Campo (Grande São Paulo).

La queja vino de un estudiante de 16 años quien dijo: “Como católico, sólo fingía [que oraba]”, dijo.

El Departamento de Justicia y Defensa de la Ciudadanía, abrió un procedimiento administrativo para investigar la conducta de Roseli en la escuela Santana, de porqué obliga a los estudiantes a orar.

El proselitismo evangélico llegó a ocupar hasta 20 minutos de clase.

El abuso se hizo público, sólo porque un estudiante de grado 5 de 15 años de edad, se negó a orar a ser un practicante de Candomblé (es una de las religiones afro brasileñas practicadas principalmente en Brasil), por tanto, fue intimidado por sus compañeros.

Sebastião da Silveira, de 64 años de edad, es el padre del niño y presentó una denuncia ante la policía.

“No es un maestro de educación aquel que predica algo en lo que el estudiante no cree”, dijo la psicóloga Celia Tierra.

“El niño tenía la sensación de ser castigado eternamente”.

El consejo escolar, no hizo nada para detener la predicación de la religión, así que lo transfirieron al niño a otra clase, pero él seguía siendo atormentado por sus compañeros.

Aunque la Ley de Directrices y Bases de la Educación en Brasil dice que los maestros no prohíben el proselitismo religioso, Roseli, todavía piensa que actuó en el derecho de imponer sus creencias a los estudiantes.

“No había nada malo”, dijo por teléfono a Rafael Ribeiro, del Diário do Grande ABC.

Antônio Carlos Alvarez, coordinador de las políticas públicas dijo que para combatir los prejuicios, la secretaría, puede sancionar al consejo escolar y al maestro con una multa cuyo monto oscila entre 9.200 reales es decir 18.400 dólares americanos. Se informó que este no es un problema único ya que en otras escuelas tal abuso se produce.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Diário do Grande ABC.