nav
Miércoles 07 de Diciembre de 2016

Libros escolares enseñan que “matar a los cristianos es el camino hacia el martirio”, en Pakistán

El informe indica que muchos libros de texto de primaria en Pakistán, alimentan una tendencia islámica haciendo hincapié en la promoción del odio y la Jihad, la filosofía de la lucha y el compromiso de la fe considerada perfecta, de acuerdo con los musulmanes.

  • Educación Pública    
  • 16 oct 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

En una encuesta realizada por el Instituto de Investigación de Medios de Oriente Medio (MEMRI), un informe señala la presencia de libros en las escuelas públicas de Pakistán que enseñan a los estudiantes que matar a los cristianos es el camino para obtener el martirio.

El informe indica que muchos libros de texto de primaria en Pakistán, alimentan una tendencia islámica haciendo hincapié en la promoción del odio y la Jihad, la filosofía de la lucha y el compromiso de la fe considerada perfecta, de acuerdo con los musulmanes.

Otros datos indican la presencia de esa afirmación en los niños de edad escolar es que son obligados a convertirse al Islam, ampliando el cuadro de persecución contra otras religiones.

De acuerdo con el documento, el odio contra las minorías religiosas se ha fortalecido en el país, situación que se ve confirmada por los medios de comunicación oficiales independientes, líderes del gobierno y estudiosos religiosos. La discriminación ha sido tan intensa que el término “minoría” se usa peyorativamente.

El contexto actual en Pakistán incluye las regulares denuncias de ataques contra los paquistaníes que no son musulmanes, como las sectas islámicas grupos más pequeños, como los chiítas y Ahmadi, la mayoría no los considera como verdaderos musulmanes.

Y en relación con el cristianismo, el obispo Joseph Coats, arzobispo de Karachi y el jefe del Consejo de Obispos Pakistaníes, revelaron que los cristianos del país están bajo presión constante para que se conviertan al Islam, y los principales casos pueden observarse justamente en las escuelas con los jóvenes, objeto de estudio de órganos como MEMRI.

“La vida cotidiana de las minorías religiosas en Pakistán se caracterizan por su pobreza, la injusticia y la discriminación. Los no musulmanes se identifican como ciudadanos de segunda clase en los libros de texto.

Los maestros piden reiteradamente a los estudiantes a escribir textos titulados: “Escribir una carta a su amigo animándolo a convertirse al Islam”, informó el obispo Coats a la agencia italiana AKI.

Los musulmanes creen que los atacaques suicidas, también se convierten en mártires de la causa de la yihad, por lo que recibirán la recompensa de ir al Jannah (paraíso).

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post