nav
Lunes 05 de Diciembre de 2016

Le prohíben a un niño autista leer la Biblia en la escuela

La Dra. Laurine Van Valkenburg, dijo a un canal de noticias local que prestará más atención al incidente, pero insiste en que no puede cambiar su postura sobre la creencia del niño, ya que “si un niño quiere traer una Biblia a la escuela, la institución no puede permitirlo”, dice.

  • Educación Pública    
  • 30 ene 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un niño autista de tan sólo ocho años de la ciudad de Dearborn Heights, Michigan (EE.UU.), ha sido objeto de un supuesto maltrato en la escuela, según su madre quien afirma que le prohibieron a su hijo leer la Biblia.

Según Jessica Cross, madre de Jason, la escuela simplemente abandonó al niño, siendo capaces de dejarlo sin alimento, y no proporcionarle una atención adecuada para su autismo.

Para la madre, la situación es totalmente inaceptable y punible, porque si hubiera hecho ella lo mismo, seguramente habría “perdido a su hijo” ante la justicia.

En cuanto a la Biblia, ella dijo que intentó varias veces para que incluyeran el libro sólo como lectura en los momentos libres. Sin embargo, la escuela dejó en claro que no se podía permitirlo, porque la Biblia es “sólo para la iglesia, y no para la escuela”.

En numerosas veces, Jessica Cross, intentó un diálogo abierto con el colegio, para llegar a un consenso ideal para ambas partes, pero no tuvo éxito. Ella revela que la conversación no llegó a ninguna medida firme.

“Hemos tenido algunas reuniones. Nos conocimos, y cada vez que nos ponemos a disposición de hablar, la iniciativa del a reunión terminaba en nada”, dijo la madre en espera de una respuesta más precisa a partir de la administración de la escuela.

La Dra. Laurine Van Valkenburg, dijo a un canal de noticias local que prestará más atención al incidente, pero insiste en que no puede cambiar su postura sobre la creencia del niño, ya que “si un niño quiere traer una Biblia a la escuela, la institución no puede permitirlo”, dice.

Sin embargo, la madre de Jason sigue preocupada porque su hija Jaclyn también está estudiando en la misma escuela que su hijo, y también podría ser una víctima de más situaciones polémicas, según lo ha informado su propia hija.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post