Prohíben en escuelas enseñar el creacionismo pero aceptan que se defienda a los gay

La justificación es que estas escuelas no preparan a sus alumnos “para la vida en la Gran Bretaña moderna”. Las instituciones que no encajan están sujetas a multas y sus licencias de funcionamiento podrían ser anuladas.

  • Educación Pública    
  • 11 nov 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

THE GUARDIAN.- Las escuelas inglesas no pueden enseñar sobre el creacionismo y a la vez promover “el respeto a los derechos de los homosexuales”. Si lo hacen tendrán que cerrar sus puertas.

El movimiento encabezado por la secretaria de Educación Nicky Morgan realizó una “inspección” en docenas de escuelas religiosas (cristianas, judías y musulmanas) y anunció que se trata de un plan para reducir el radicalismo religioso en Inglaterra.

La justificación es que estas escuelas no preparan a sus alumnos “para la vida en la Gran Bretaña moderna”. Las instituciones que no encajan están sujetas a multas y sus licencias de funcionamiento podrían ser anuladas.

La llamada “Ley de Igualdad” se introdujo este año en el Reino Unido, lo que requiere una mayor aceptación de los homosexuales y transexuales, así como personas de otras religiones y razas.

Morgan dijo a la prensa ser “fundamental” en que las escuelas “promuevan activamente” en su currículum los valores británicos, incluido el respeto mutuo y la tolerancia para las personas de diferentes creencias.

El debate va más allá cuando se toma en cuenta que en el mes pasado, la secretaria de Educación hizo una declaración ante el Parlamento Británico, donde condenó la difusión de puntos de vista religiosos dentro de las escuelas.

Ella mencionó en un informe que la “radical” enseñanza del creacionismo se comparaba con el extremismo religioso islámico. Por lo tanto, según existe una presión para que no se enseñe la teoría de la evolución en los libros de texto. A partir de este año, las escuelas de primaria enseñaran un módulo sobre el evolucionismo ( a niños de 5 a 6 años).

El gobierno ha anunciado que las escuelas que “promuevan puntos de vista extremistas” no recibirán incentivos financieros lo que genera una situación muy delicada. Históricamente, la mayoría de las escuelas en Inglaterra fueron fundadas por iglesias, que mantienen diversos grados de influencia en la actualidad.

Bajo la ley actual del Reino Unido, esto llevará a que muchas escuelas cristianas cierren ya que la mayoría de las iglesias del país no podrían sostenerlas. Sin embargo, las escuelas musulmanas son mucho más recientes y no dependen del gobierno, por lo que tendrían una mayor independencia en sus planes de estudio.

No está claro si las historias bíblicas en su conjunto están prohibidas, pero la situación está provocando un gran debate en la sociedad inglesa. Entre las nuevas directrices, hay pautas que “en nombre de la igualdad” en que los maestros podrían “desafíar” las creencias religiosas de los estudiantes y les prohíban celebrar fiestas religiosas en la escuela, tales como la Navidad y la Pascua.

Mientras muchos celebran las medidas como un avance, la mayoría se muestra contraria a que el gobierno interfiera en cómo las escuelas religiosas deben enseñarles a sus alumnos. En 2012, una encuesta realizada con profesionales de la educación primaria y secundaria en el país, mostró que alrededor del 30% de los profesores de ciencias en Gran Bretaña creen que el creacionismo debería enseñarse junto con la teoría de la evolución.