Niña es golpeada por repartir biblias en la escuela

Las golpizas se desataron desde el año pasado, después de que la niña a sus 7 años regalara biblias a sus compañeros, en el centro educativo de Quepos. Así lo denuncia el diputado Fabricio Alvarado y lo revela el testimonio de la madre de la menor, Sharon Corrales.

  • Educación Pública    
  • 15 jun 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

QUEPOS, COSTA RICA. – El llanto por las noches de la pequeña Mariángel, quejándose por dolores en su cabeza y piernas, alertó a su familia de las agresiones que estaría sufriendo en la escuela.

Las golpizas se desataron desde el año pasado, después de que la niña a sus 7 años regalara biblias a sus compañeros, en el centro educativo de Quepos. Así lo denuncia el diputado Fabricio Alvarado y lo revela el testimonio de la madre de la menor, Sharon Corrales.

“Es una niña que el año pasado les regala unas biblias a sus compañeritos, algunos reaccionan airadamente, tres niños la agarran, la agreden, la golpean contra el piso, escupen una de las biblias que ella regaló y ahí empieza todo”, detalló Alvarado, quien resalta que la preocupación trasciende a la intolerancia religiosa, sino en general a la negligencia de las autoridades ante el bullying o acoso.

Incluso el director ha amedrentado a la pequeña. “El director amenaza a la chiquita porque un día comenzó a grabar porque estaban poniendo música con mensajes sexualmente muy explícitos. El director la amenaza y le dice que podría ir a la cárcel por grabar el video”, señaló.

Su madre sostiene que las golpizas han continuado por meses. Al punto de que la escolar tuvo que ser hospitalizada. Denuncia que el acoso trascendió incluso a la hermana menor de Mariángel, a quien según cuenta la profesora le negó un elemento básico de higiene como es el papel, provocándole un trauma a la pequeña para ir al baño.

Explica que en el incidente mientras la niña buscaba un papel higiénico se defecó en los pantalones, convirtiéndose en una acción traumatizante.  “Mis hijas han sufrido de agresión, la base del porqué la agresión es relevante pero no tanto como el accionar de los docentes del grupo que ha estado en custodia sobre la responsabilidad de seguridad de mis hijas (…)

Le digo a la maestra: ‘¿Será que Mariángel está sufriendo agresión?’ Me dice ‘claro, cómo, usted no sabía que ella estaba sufriendo agresión, ella es agredida todo el tiempo por un compañerito’. En una de tantas tres niñas la agarraron, la golpearon contra el piso, la escupieron delante de una maestra, y lo que la maestra le dijo fue: ‘Ve, por salir antes al recreo’. Siguió siendo agredida, fue agarrada por un grupo de niños, frente a un profesor, y Mariángel paró en el hospital con la cara toda golpeada”, narró.

“Tuve que tomar la decisión de no volverlas a enviar a la escuela”, esta es la decisión final que ha tomado Corrales, al recibir amenazas en el mismo centro educativo y no tener respuesta del Ministerio de Educación Pública (MEP) ante las denuncias.

Asegura que profesores les han amedrentado, tratándoles de mentirosos, y el director les advirtió no movería nada en este caso, enfatizando que la religión oficial es la católica.

La madre de Mariángel acudió al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la sometieron a exámenes de medicatura forense para comprobar los golpes.

De momento, las niñas no tienen dónde estudiar, pues su mamá asegura que no cuenta con los medios económicos para trasladarlas a otro centro, que se encuentra más lejano.

Fuente: Diario Extra de Costa Rica