nav
Jueves 21 de Junio de 2018

Joven que sobrevivió a tiroteo en escuela: “Fui salvo por la gracia de Dios”

El tiro atravesó el cuello de Rome Shubert, pero no alcanzó su espina dorsal por milímetros

  • Educación Pública    
  • 24 may 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- El joven Rome Shubert, de 16 años, cree que fue salvado “por la gracia de Dios” cuando fue golpeado por una bala en el cuello durante el tiroteo en su escuela secundaria en Santa Fe, Texas, el pasado viernes.

Los médicos le dijeron a Shubert que fue “algo milagroso”, ya que escapó “por milímetros” cuando el proyectil atravesó la parte trasera de su cabeza sin tocar la espina. El terrible ataque de un estudiante de la escuela contra colegas y profesores, dejó 10 muertos y otras 10 personas heridas, incluido Shubert.

Milagrosamente, el estudiante está apenas con una cicatriz. Shubert dijo a la prensa que no se dio cuenta de que había sido baleado. Él dijo que estaba en la clase alrededor de las 7:45 cuando oyó un fuerte estruendo y sus oídos empezaron a zumbar. Él saltó por debajo de una mesa, buscando esconderse hasta que logró huir por la puerta de atrás de la sala junto a otros colegas.

Fue un amigo que avisó que Shubert estaba sangrando mucho. “Yo estaba sentado haciendo mi trabajo, y él entró disparando”, explica el joven sobre el tirador Dimitrios Pagourtzis. “Fueron tres estallidos altos, y me escondí.

Cuando salimos por los fondos, fue que escuché a mi colega decir que había recibido un tiro en la parte trasera de mi cabeza”.

Preguntado sobre cómo se sentía por haber sobrevivido sin secuelas, el adolescente dio la gloria a Dios. “Definitivamente, fue por la gracia de Dios. Había un ángel sobre mí y Él está cuidando de mí”, afirmó Shubert.

“Yo soy tan agradecido y me siento bendecido porque Dios ha guardado mi vida hoy. Hoy he recibido un disparo en la parte posterior de la cabeza, pero estoy bien y estable”, dijo Shubert en un tweet unas pocas horas después del tiroteo.

“Gracias por todas sus oraciones y por el apoyo. “Estoy orando por todos los demás que han sido afectados”, escribió en otro mensaje en la red social.

Sheri Shubert, madre de Rome, dijo que su hijo podría haber quedado tetrapléjico, lo que hubiera acabado con su vida. El adolescente inició una exitosa trayectoria como lanzador de béisbol en el equipo de la escuela.

A pesar de la tristeza por la muerte de otras personas de la escuela, el equipo ya ha vuelto a jugar. Rome ha sido retratado por los medios estadounidenses como una historia de superación y fe.

[ Fuente: Christian Post, ABC ]