La Iglesia es la institución que menos credibilidad ha perdido en Brasil

El índice de confianza mostró una disminución en todos los sectores sociales, empezando por la presidenta, Dilma Rousseff, que perdió el 33% de la confianza pública, el sistema de salud pública un 24% menos de confianza y el Congreso, en tercer lugar con una decadencia nacional del 19%.

  • Encuestas    
  • 15 ago 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El IBOPE -Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística-, llevó a cabo una encuesta para evaluar la confianza de los brasileños en algunas instituciones, como el gobierno, la iglesia, el congreso nacional y otras instituciones, encontrando que ha caído la credibilidad en las instituciones del gobierno tras las manifestaciones el pasado mes de junio.

El índice de confianza mostró una disminución en todos los sectores sociales, empezando por la presidenta, Dilma Rousseff, que perdió el 33% de la confianza pública, el sistema de salud pública un 24% menos de confianza y el Congreso, en tercer lugar con una decadencia nacional del 19%.

Marcia Cavallari, la CEO de Inteligencia del IBOPE, comparó estos datos con las encuestas realizadas en años anteriores y se dio cuenta de que las protestas mitigaron el descontento de la población con 18 instituciones.

“Es una crisis generalizada de credibilidad. El tiempo se está reflejando en las protestas callejeras en el país. Ya hubo un ligero descenso en los años anteriores, pero ahora la pérdida de confianza es más profunda”, dijo.

Sin embargo, los medios de comunicación, los partidos políticos, el sistema electoral, los sindicatos, las escuelas, los bancos, la policía, las empresas, los militares, el poder judicial e incluso las iglesias han sufrido pérdidas.

Las iglesias vinculadas con los bomberos sólo han perdido un 7% de confianza en el público, convirtiéndose en las instituciones donde sus credibilidades son las que menos han sido sacudidos por las manifestaciones.

Cavallari, cree que la personificación de muchas protestas dirigidas hacia la presidenta, han hecho que la presidencia haya perdido más confianza en la gran expectativa de mejorar a economía que no se ha materializado.

Por otro lado, a pesar de este descenso de confianza social, es posible que estas instituciones reviertan los índices “porque se producen cambios notables”, resaltó la CEO de IBOPE.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Góspel Prime