nav
Lunes 05 de Diciembre de 2016

Mayoría de nicaragüenses prefieren leer la Biblia, revela encuesta

Un estudio realizado por M&R Consultores reveló datos optimistas sobre los hábitos de lectura de los nicaragüenses resaltando que la mayoría de los nicas leen las Sagradas Escrituras.

  • Encuestas    
  • 30 oct 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

EL NUEVO DIARIO.- Un estudio realizado por M&R Consultores reveló los hábitos de lectura de los nicaragüenses, resaltando que los nicas leen más la Biblia.

Según el estudio, más del 60% del nivel socioeconómico ABC1 y 46% del estrato D- acostumbran leer libros.

“Aquí estamos hablando del nicaragüense urbano. Esto lo que nos demuestra es que hay un grado más o menos importante en la lectura del nicaragüense”, explica Raúl Obregón, gerente general de M&R Consultores.

“Estos números, para mí al menos, se contraponen a la afirmación de que los nicaragüenses no leen”, agrega.

Al comparar estas cifras con los datos que se manejan de otros países latinos, las conclusiones son positivas. Según un estudio del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe, Cerlalc, que considera solo a algunos países de la región, el mayor índice de lectura en Latinoamérica lo tiene Argentina, con un 70%. Le siguen Chile y Uruguay, con un 51%.

El promedio de lectura de los países estudiados es del 49%, siendo México (27%) y Perú (35%) los más bajos.

Según encuestas realizadas por el Sistema de Información Cultural de la Argentina, Sinca, un 45% del estrato más bajo de ese país lee libros y un 73% del más alto.

Estos números, del país que más lee en Latinoamérica, no se alejan de los resultados del estudio en Nicaragua (64.7% en el caso de ABC1 y 46.2% en el D-).

Aunque las cifras presentan un escenario positivo, no todos confían en que se trate de un reflejo fiel de la sociedad nicaragüense. El coordinador académico del Instituto de Educación de la Universidad Centroamericana de Managua, Ideuca, Rafael Lucio Gil, cree que en el país hay un problema endémico con respecto a la lectura.

“Esto es un llamado de atención porque podría haber alguien que dice ‘pero qué bien estamos’, pero definitivamente no estoy de acuerdo con eso. Creo que en el tema de la lectura hay que hacer una lucha impresionante, un cambio profundo”, explica Lucio.

“Me sorprenden esos datos porque no considero que sean realistas en un país como el nuestro. Porque es muy fácil decir ‘yo leo’, para quedar bien. A nadie le gusta en una encuesta quedar mal”, agrega.