Más estadounidenses creen que la Biblia es un libro de fábulas

Gallup dijo que es la primera vez en sus observaciones de cuatro décadas que el literalismo bíblico no ha superado el escepticismo bíblico…

  • Encuestas    
  • 18 may 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Más estadounidenses ahora creen que la Biblia es un libro de fábulas e historias que aquellos que creen que es la Palabra literal de Dios, revela una encuesta de Gallup publicada el lunes de esta semana, e incluso menos de un tercio de los cristianos dicen que debe tomarse literalmente.

“En las últimas tres décadas, la opinión de los estadounidenses de la Biblia como la Palabra literal de Dios ha estado declinando, mientras que su visión de que la Biblia es una colección de fábulas, mitos e historias registrada por el hombre ha ido aumentando”, cita Gallup.

El estudio se llevó a cabo de 1.011 adultos estadounidenses entre el 3 y al 7 de mayo, con un margen de error de muestreo de más o menos 4 puntos porcentuales al nivel de confianza del 95 por ciento.

Entre todos los estadounidenses de la muestra, menos de uno de cada cuatro, de 24 por ciento en total, dijo que la Biblia es “la verdadera Palabra de Dios, y debe tomarse literalmente, palabra por palabra”.

Un poco más alto, un 26 por ciento dijo que la Biblia es “un libro de fábulas, leyendas, historia y preceptos morales grabados por el hombre”.

Gallup dijo que es la primera vez en sus observaciones de cuatro décadas que el literalismo bíblico no ha superado el escepticismo bíblico, mientras que otro 47 por ciento dijo que creen que la Biblia es “inspirada por Dios, pero no todo debe tomarse literalmente“.

La creencia en la Biblia como la Palabra literal de Dios fue menor entre los jóvenes de 18 a 29 años de edad, con el 12 por ciento apoyando tal punto de vista y el más alto entre los de 50 a 64 años de edad, con un 31 por ciento.

Cuando se trata de cristianos, Gallup registró que el 30 por ciento en total está de acuerdo en que la Biblia es la Palabra literal de Dios, el 54 por ciento dijo que fue inspirada por Dios, y el 14 por ciento dijo que era un libro de fábulas.

La encuesta dividió la categoría cristiana sólo en dos agrupaciones – católicos romanos, 21 por ciento de los cuales respaldaron la postura literal, y “protestantes / otros cristianos”, con un 35 por ciento.

Los estadounidenses en todos los grupos de edad aún aceptan en gran medida la Biblia como un documento Santo, pero la mayoría de ellos minimizan el papel directo de Dios en él. Eso podría significar que la gente está más dispuesta que en el pasado a creer que está abierta a la interpretación. Dios, escribió la Biblia, más se puede cuestionar“, analizó Gallup.

“Y eso, a su vez, puede tener consecuencias para los estadounidenses que se enfrentan a una serie de problemas moralmente oscurecidos”, añadió.

“El país puede estar viendo esto en la creciente aceptación pública de una variedad de comportamientos que una vez fueron en gran medida mal vistos desde una perspectiva cristiana y estos van desde el matrimonio homosexual y el sexo premarital hasta los nacimientos fuera del matrimonio y el suicidio asistido por médicos”.

LifeWay Research publicó otra encuesta nacional sobre la Biblia en abril, y encontró que sólo el 20 por ciento de los estadounidenses han leído la Biblia en su totalidad, aunque la mayoría tenía sentimientos positivos hacia ella.

La encuesta mostró que el 10 por ciento de los encuestados no había leído para nada la Biblia en lo absoluto; 13 por ciento sólo unos pocos; 30 por ciento varios pasajes o historias; 15 por ciento por lo menos la mitad de la Biblia; 12 por ciento casi todo, y sólo el 20 por ciento dijo que había leído toda la Biblia.

Sin embargo, más de la mitad de los encuestados, o 52 por ciento, lo llamó una “buena fuente de moral”. Un poco más de un tercio más lo describió como un “relato histórico”, “útil hoy”, “verdadero” y “que cambia la vida”.

“La mayoría de los estadounidenses no conocen de primera mano la historia general de la Biblia, porque rara vez la recogen”, dijo Scott McConnell, director ejecutivo de LifeWay Research en un informe anterior.

“Incluso entre los asistentes a la adoración, menos de la mitad leen la Biblia diariamente, la única vez que la mayoría de los estadounidenses escuchan de la Biblia es cuando alguien más la está leyendo”.