nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

1% de ministros abandona el pastorado cada año en EEUU

A pesar de la disminución de la vocación, “los pastores están dejando el ministerio en masa”, advirtió el vicepresidente de Lifeway Scott McConnell.

  • Investigación    
  • 8 sep 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Aunque la mayoría de los pastores se quejan de estrés, muchos cobros y bajos salarios, sólo el 1% deja el púlpito cada año. El estudio fue realizado por LifeWay Research y es el primero en realizar esta investigación.

1.500 pastores de iglesias evangélicas fueron entrevistados. Las cifras indican que el 13% de los que fueron pastores en 2005 dejó el pastorado 10 años más tarde por razones distintas a la muerte o la jubilación.

A pesar de la disminución de la vocación, “los pastores están dejando el ministerio en masa”, advirtió el vicepresidente de Lifeway Scott McConnell.

Entre los datos que vale la pena mencionar son:

84% dicen que están de guardia las 24 horas del día.
80% esperan conflictos en su iglesia.
54% cree que ser un pastor a menudo es una sobrecarga.
53% por debajo de sí misma, sienten preocupación por la salud financiera de su familia.
48% a menudo sienten que las demandas del Ministerio son mayores de lo que pueden manejar.
21% dicen que su iglesia tiene expectativas poco realistas sobre ellos.

“Este es un trabajo brutal”, dijo McConnell. “El problema no es que los pastores no se están parando.

El problema es que los pastores se enfrentan a un ambiente de trabajo desafiante. Las iglesias deben preocuparse por ellos”.

El investigador estima que un total de 29.000 pastores evangélicos han abandonado el pastorado en la última década, un promedio de menos de 250 por mes.

La encuesta también examinó las razones por las que los pastores dejan el ministerio y qué se puede hacer para apoyarlos.

Poco menos de la mitad (45%) de los pastores ocupa la misma posición que tenía hace 10 años. Otro 12% dijo que el pastor que condujo a la iglesia en 2005, lidera ahora otra iglesia. Alrededor del 10% de los pastores que trabajaban en 2005 se retiró y el 3% murió.

Al preguntarles sobre sus razones para dejar el pastorado, un 23% señaló el conflicto en la iglesia. Las cuestiones éticas o morales (13%), los problemas de salud (13%), los problemas financieros (8%) e infecciones graves (5%). La falta de preparación para el trabajo fue citado por un 3%.

Acerca de los conflictos citados como la mayoría de los casos, se incluyen:

38% dijo que fueron por cambios que proponen y que no son aceptados.
34% de los pastores han sufrido ataques personales.
27% rechaza el estilo de liderazgo.
25% dice que las expectativas son poco realistas sobre el papel de pastor
13% las diferencias doctrinales.

Vale destacar que en las iglesias: Un 71% de estas no tienen ningún proyecto para proporcionarle una licencia sabática periódica al pastor, es decir el pastor nunca tiene descanso ni vacaciones.
66% no cuentan con un grupo de apoyo para ayudar a la familia del pastor.
66% no tiene ministerio de consejería laica.
30% no tiene ningún documento que indique claramente lo que la Iglesia espera de su pastor
16% no cuenta con un proceso detallado de la disciplina eclesiástica.